A pedido de las Cámaras de Comercio El Municipio frena la radicación de nuevas ferias tipo "La Salada"

Derogó una ordenanza de 1994 a través de la cual se amparaban ese tipo de emprendimientos. La decisión rige por 180 días, momento en el que se tendrá que presentar una nueva legislación.
Fue luego de un pedido de habilitación de dos lugares de esas características, uno en Derqui y otro en Villa Rosa. Igual, ediles oficialistas defendieron esos negocios.

El Municipio de Pilar le puso freno a la llegada de dos ferias tipo "La Salada", que se iban a instalar una en Derqui y otra en Villa Rosa.

Es que por unanimidad el Concejo, por recomendación del Ejecutivo, derogó ayer una ordenanza a través de la cual se permitía la radicación de este tipo de locales, que databa de 1994.

La acción fue luego de los cuestionamientos que lanzaron las cámaras de comercio de Pilar, que entienden que ese tipo de actividades compiten de manera desleal con el comercio regular, ya que no pagan impuestos y la mercadería es de dudosa procedencia.

La medida regirá por 180 días, tiempo en el que el Ejecutivo y el Concejo trabajarán en una nueva normativa que se ajuste "a los nuevos tiempos", y garantice "normas de seguridad y de competencia leal entre los comercios", según explicó el edil oficialista Miguel Saric.

Igual, hubo defensa

Pese a que el Concejo rechazó la Ordenanza, con el objeto de impedir la radicación de nuevos locales de este tipo, el edil Marcelo Iglesias semanas atrás había impulsado la creación de una saladita en Villa Rosa, y no duda ahora en defender este tipo de actividad.

"La ordenanza se derogó para frenar por ahora a nuevas ferias, pero la actividad si está debidamente controlada y reglamentada puede funcionar. La gente no tiene 100 pesos para ir a comprar una remera al shopping Las Palmas, sino que prefieren y sólo pueden gastar 10 pesos en ese tipo de lugares", señaló.

El denarvaísta Diego Ranieli, por su parte, apoyó la derogación de la ordenanza, pero se mostró "confundido" porque ahora se abre un "vacío legal", según él, "innecesario".

"Lo que hay que hacer es controlar y clausurar cuando corresponda. La derogación de la norma no sirve por sí misma", objetó.

Iglesias, luego de la sesión, aclaró a Pilar de Todos que las ferias existentes, como una que funciona en pleno centro de Pilar, seguirán abiertas, y aseguró que tienen todo en regla.

"Las que ahora están trabajando tienen toda la documentación al día y están habilitadas como corresponde. ¿Cuál es la diferencia con un shopping y estos paseos de compras? Ninguna, sólo una cuestión estética, porque se trata de lugares que reúnen locales o puestos", cerró un siempre polémico Iglesias.

Comentá la nota