Un pedazo de Malvinas en Santiago del Estero

Mariana Aguirre, hija de un santiagueño caído en la guerra de Malvinas, fue la encargada de depositar un pedazo de tierra de las islas en la escuela "Fuerza Aérea Argentina" del barrio Auton
En la mañana de este miércoles se vivió un emotivo momento en la escuela "Fuerza Aérea Argentina" del barrio Autonomía de la ciudad de Santiago del Estero.

En presencia de padres y la comunidad educativa, Mariana Aguirre, hija del santiagueño Walter Aguirre caído en la guerra de Malvinas, depositó un pedazo de tierra en una pequeña urna de vidrio que trajo en oportunidad de su viaje a la isla junto a los familiares de los combatientes fallecidos del país.

Mariana no conoció a su papá, porque aún estaba en el vientre de su madre cuando Walter tuvo que partir a cumplir con su servicio a la Patria. Es por ello que "no hay recuerdos, sólo lo que cuentan y las cosas que dejó", contó a Radio Panorama.

Por su parte, la madre de la joven y viuda del cabo Aguirre, María Morales, dijo: "Quiero que mi hija viva estos momentos porque ella nació un 22 de abril y no conoció a su padre. Y justo en el viaje que realizó a Malvinas encontró a un ex combatiente que le contó que su papá había recibido una carta que yo le había enviado en la que contaba que Mariana había nacido. Es decir, que antes de morir él ya sabía del nacimiento de su hija".

A través de este acto simbólico Mariana Aguirre quiere "más que nada, compartir, no sólo lo que le pasó a él sino también a todos los que quedaron ahí".

También significa "el principio de su resignación". "Como no fue nunca identificado, no pensaba que estaba ahí y en eso me ayudó el viaje".

Comentá la nota