"Pechito no lo hace de mala intención".

Ex piloto, Víctor Rubén Rosso sabe de estas cosas. De hasta dónde y cómo se puede luchar por una posición. Pero claro que en el deporte hay mucho de opinable, y José María López no estaba de acuerdo con la determinación de su jefe.
El directivo convencido y el piloto anímicamente caído cambiaron pareceres en el box y dentro del propio auto después de la decisión de la cabeza de la escuadra Petrobras de que el defensor del título entregara a Juan Manuel Silva el 5º lugar.

"Antes de la carrera no había orden de equipo; siempre las doy en el momento. Y mientras no las hay, no hay nada implícito, ninguna sobreentendida. Salvo la de que se respeten. Pero tomé la decisión porque la maniobra me pareció muy apretada, muy ajustada. En realidad, pasada del límite. Incluso, un poco innecesaria", argumentó ante la consulta de LA NACION el ex campeón de Fórmula Renault y ahora responsable del team. "Silva y Pechito tienen distintos estilos de manejo. Pechito no lo hace de mala intención, sino que defiende su posición ante quien sea", explicó Rosso, de buen talante.

Comentá la nota