Pechito descubre el mundo del TC

José María López todavía no conoce totalmente al TC. No tanto cómo se anda sobre un auto de carrera, sino por cómo son de cambiantes las cosas en la categoría. "Es increíble pensar que llegué con 0 puntos y me voy a 1,50 del líder..." reflexionó en el tumulto de la conferencia de prensa tras esa victoria que a su satisfacción personal unió la de su motorista Claudio Garófalo, reivindicado de la desclasificación de Paraná (por un cigüeñal más liviano) con su debut como ganador en el TC.
Quizá con los recuerdos de un automovilismo europeo más estructurado o las sensaciones de un TC 2000 más previsible, Pechito no imaginó que en una carrera pudiera saltar del último lugar, que compartía con Diego Aventín, en el play off, al segundo, que incluso pudo ser primero si Fontana quedaba dos puestos más abajo del cuarto en que se ubicó. Pero el TC es así, cambiante, imprevisible. Si lo sabrá Diego Aventín, quien tal vez por eso no se sorprendió por ese buen salto que también dio en San Luis y de ese último puesto lo elevó al quinto.

Con dos de las cinco fechas cumplidas va tomando color el play off que definirá el título que todos los pilotos argentinos quieren ganar. Incluido, por supuesto Pechito, quien no desconoce ese particular encanto que tiene la categoría. Sólo un utópico contrato para ir a la F 1 atenuaría su motivación.

Esta tendencia inicial muestra la regularidad de Fontana y la espectacularidad de López como las principales referencias. Casualmente, son los representantes de Dodge y Torino, el par de marcas que en el TC viven a la sombra del legendario duelo Chevrolet-Ford. ¿Tendremos este duelo en esta versión 2009? Seguramente, aunque lo que todavía no esta claro es quien o quienes tomarán las banderas. de cada marca. Por los "chivos", arrancaron bien Altuna y Ortelli, pero estuvieron desafortunados en San Luis. Ledesma no es el mismo de la gran reacción que lo colocó en el play off y hasta se escucharon rumores de algún descontento con el equipo. Canapino y Rossi parecen ya fuera de la lucha. Entre los Ford, Moriatis va arriba en los números pero Aventín asoma más firme para el ataque final al título. Jalaf seria un batacazo y Omar Martínez es, por ahora, la decepción. Como Pechito antes de San Luis, está último. A diferencia de López, el Gurí conoce muy bien al TC. Por eso ni lamenta su mal presente ni se sorprendería con un brillante futuro.

Comentá la nota