Pechen quiere mejorar la convivencia en la escuela

La vicegobernadora presentó a un experto en Educación que expuso ayer en el auditorio del Consejo Provincial de Educación

La vicegobernadora de la provincia, Ana Pechen, reivindicó ayer una escuela pública impregnada de valores de solidaridad, compañerismo y con esperanza de vida, en lugar de la violencia y confrontación que prevalece en amplios sectores. Lo hizo al hablar en la presentación de Héctor Rubén Cucuzza, investigador experto en educación quien disertó en el CPE sobre "La construcción del aula como espacio hegemónico de transmisión de saberes".

Según informó Prensa de la Legislatura, Pechen recordó que hubo épocas en la Argentina en la que la escuela lideró los cambios sociales y en las que existió solidaridad y lealtad entre alumnos, signados por un proyecto común. Contrastó tal situación con hechos de violencia que se dan en la actualidad, en el que los chicos se pelean y difunden los enfrentamientos en ‘Youtube’.

En breve intervención la presidenta de la Legislatura se pronunció por una educación que permita el desarrollo personal y comunitario y en ese sentido, subrayó la necesidad de ‘sensibilizar’ a los jóvenes sobre la necesidad de mejorar la convivencia y el respeto.

La conferencia de Cucuzza se realizó en el auditorio del CPE y la apertura contó con la participación de la subsecretaria de Educación, Patricia Ruiz. La organización estuvo a cargo de la Unidad de Programas de Extensión de la Legislatura provincial y el Centro Único de Capacitación Educativa y Tecnológica (CUCEyT –CPE).

Cucuzza es profesor titular e investigador categoría I en Historia Social de la Educación en la Universidad Nacional de Luján. También es profesor titular de la maestría en Escritura y Alfabetización que se dicta en la Universidad Nacional de La Plata y fue presidente de la Sociedad Argentina de Historia de la Educación.

En una entrevista que difundió la Subsecretaría de Información Pública, Cucuzza indicó que se pueden distinguir tres momentos clave en la forma de abordaje del libro a nivel escolar: uno relacionado con la necesidad de alfabetización y construcción de la identidad nacional, durante los gobiernos liberales de fines del siglo XIX; otro de irrupción de la cultura televisiva a mediados del siglo XX, y otro a fines del mismo siglo.

El libro

"El libro acompañó un proceso de formación masiva de lectores, que se confió a la escuela como la agencia legítima de transmisión de los saberes que se consideraban legítimos", señaló, y aseguró que "pese a las críticas por su situación de crisis, la escuela sigue siendo un refugio privilegiado de promoción y difusión de la lectoescritura hacia los sectores históricamente marginados del saber, leer y poder".

Con respecto a la historia de los libros escolares, el especialista indicó que en un primer momento, bajo el proyecto de las oligarquías liberales a fines del siglo XIX, se da una estrecha relación entre el maestro, el libro y la cultura letrada impresa. La exigencia de "nacionalizar" al inmigrante y "civilizar" al gaucho condujo a la conformación de los sistemas educativos obligatorios, laicos y gratuitos.

Agregó que esta sería la escena de lectura "normalista" que dominó hasta bien avanzado el siglo XX para formar masivamente lectores, y que condujo a que, sin tener ningún abuelo argentino, apenas a tres generaciones del aluvión inmigratorio, interrogado sobre su nacionalidad un alumno en un aula actual conteste "Yo argentino" como tituló su último libro.

A mediados del siglo XX comienzan a insinuarse las fracturas entre maestro, libro y texto escrito a medida que se impone una cultura televisiva.

Comentá la nota