Pechen hizo equilibrio en Aluminé

La vicegobernadora neuquina presidió el acto del aniversario en Aluminé, y se refirió a un tema inevitable en esa localidad: la usurpación de tierras y los hechos de violencia que se han registrado. Reconoció los derechos del pueblo mapuche pero reivindicó al mismo tiempo la garantía constitucional que tiene la propiedad privada.
Ana Pechen, la vicegobernadora de Neuquén, enfatizó que el gobierno provincial "no va a permitir" usurpaciones u otros hechos de violencia, y que reconoce los derechos de "los pueblos originarios", pero también la propiedad privada, que está "garantizada por la Constitución y las leyes".

La funcionaria expuso estos conceptos en el epicentro mismo de los conflictos que han protagonizado propietarios de campos con dirigentes mapuches, la localidad de Aluminé.

"Este gobierno provincial no va a permitir la usurpación o la violencia para saldar temas que deben dirimirse en campo del consenso y del acuerdo", afirmó Pechen, al hablar en el 94° aniversario de la localidad cordillerana neuquina.

Pechen dijo que Neuquén reconoce la preexistencia de pueblos originarios y su derecho a una educación bilingüe e intercultural, pero también "reconoce la propiedad privada que está garantizada por la Constitución y las leyes".

La vicegobernadora recordó que Neuquén fue pionera en la entrega de tierras a las comunidades de pueblos originarios. Dijo que el ex gobernador Felipe Sapag en 1964 reconoció más de 120 mil hectáreas a las comunidades mapuches, y en la actualidad se encuentran en trámite de titularización aproximadamente 400 mil hectáreas.

Informó que la ley 26.160 (de relevamiento de territorios eventualmente ancestrales, que el gobierno nacional ha puesto en manos de la dirigencia mapuche, virtualmente) establece compromisos claros para el Estado provincial y el nacional y destacó el interés por trabajar junto a las instituciones oficiales que entienden en el tema.

"Queremos ser claros, las leyes tienen su marco y deben ser claramente respetadas y no pueden ser maliciosamente utilizadas", acotó, en obvia sugerencia a lo que el gobierno entiende ha sucedido con la 26.160.

Andrés Méndez, el intendente de Aluminé, se preocupó por temas quizá más urgentes y locales. Destacó el interés por generar "empleo genuino" para los jóvenes, en lugar de "planes sociales".

En ese contexto rescató como positiva la llegada de los fondos provenientes de la ley 2615, de prórroga de contratos petroleros, que le aportaron a la comunidad obras por más de un millón de pesos, y generaron fuentes de trabajo en la localidad.

Comentá la nota