Pechen advierte que no definió ningún aumento

La vicegobernadora, Ana Pechen, salió a despejar ayer las dudas que hayan quedado acerca de la negociación a la que el gobierno accedió con los trabajadores de Salud.
Dijo que ella no autorizó ningún incremento de salarios para el sector y que todo dependerá de la decisión del gobernador Jorge Sapag, que la semana próxima regresaría a la provincia.

"Lo que hay es un acta acuerdo donde se manifiesta la intención de gestionar una suba, por parte de los ministros, cuando el gobernador llegue a la provincia", dijo Pechen, quien enfatizó que "yo no voy a pasar por encima de los lineamientos salariales que él ya viene decidiendo" para afrontar los reclamos de los estatales. "Yo no acordé ningún aumento", enfatizó.

Dijo esto, aludiendo a los últimos reclamos salariales, en los que el gobierno manifestó que no dará incrementos por los problemas financieros que atraviesa la provincia, sobre todo luego de la crisis económica mundial. Sapag, en declaraciones públicas, postergó cualquier negociación para febrero o marzo, como lo mencionó en el caso de los docentes.

El acta acuerdo firmada entre los ministros de Salud, Daniel Vincent, y Desarrollo Social, Wálter Jonsson, y el personal de los hospitales, incluye que, en caso de que Sapag dé su visto bueno, "a partir de la liquidación correspondiente al mes de enero del 2009" se incrementaría "el valor del salario de referencia del escalafón de Salud en $ 150".

El acta detalla que la suba implicaría un aumento en la "masa salarial del escalafón de Salud del 11,5%" y que sería "a cuenta de lo que se discutirá en el primer trimestre del 2009 para terminar con la estructuración de dicho escalafón". Una variación como la que se plantea allí supondría un incremento de 5 millones de pesos mensuales, unos 60 millones anuales, elevando la masa de recursos destinados a haberes de los 408 millones de pesos anuales de ahora a casi 470 millones. Pechen hizo sus declaraciones antes de que el conflicto sumara el ingrediente de renuncias en el servicio de Cirugías del Castro Rendón. Destacó que el preacuerdo incluyó que se tenga en cuenta el posible pago de la sobrecarga laboral a los enfermeros, que habían quedado afuera de la suba establecida por decreto antes de fin de año y que estipuló un aumento del 70% en el valor de guardias médicas, en el caso del hospital Neuquén, y del 50% para el resto de los centros de salud de la provincia.

Comentá la nota