Peche: "La UCR no es responsable de los errores del gobierno actual"

El presidente de la Convención Provincial del radicalismo chaqueño aseguró que "cualquier gobernante puede cometer errores, pero mientras unos se percatan de los pasos equívocos, otros buscan responsabilizar a otrs de sus equivocaciones e inexperiencia".
Al cumplirse un año de haber terminado su segundo mandato como intendente de la segunda ciudad del Chaco, y con el desafío de ser uno de las piezas claves de llevara a la UCR a un camino de recuperación y fortalecimiento, Carim Antonio Peche prudente y sereno, con el convencimiento de haber cumplido con sus ciudadanos a través de 8 años de gobierno que significaron una gestión histórica.

La imperturbabilidad de Carim Peche es acompañada por un dictamen del Tribunal de Cuentas de la provincia del Chaco, órgano de contralor que no ha encontrado ninguna observación ni ha abierto cargo alguno a la gestiones de Peche como intendente, eximición que también comprende a cada uno de los funcionarios que lo han acompañado durante 8 años de gobierno.

Dedicado de lleno a alimentarse del afecto de su familia, ejerciendo como abogado, y trabajando con perseverancia en el proceso de transformación de la Unión Cívica Radical, partido en el que preside la Convención Provincial, Peche accede a una entrevista hablando de su llegada al gobierno cuando tuvo que administrar en medio de una de las peores crisis, la transformación y el despegue de un Sáenz Peña quebrada y abandonada, dolida por el rompimiento de las relaciones entre el gobernante y los ciudadanos, situación que mediante una gestión austera, ordenada y responsable pudo ser cambiada.

¿Extraña el rol de gobernante?

He llevado una vida muy agitada durante 8 años, producto de un trabajo intenso de reconstrucción primero y de despegue y crecimiento después. Luego de eso uno necesita retroalimentar sus fuerzas en el seno de la familia, y es algo en el que ocupo mucho tiempo hoy. El haber sido honesto y haber trabajado por y para la gente de mi ciudad hace que al caminar hoy por la calle reciba el cariño permanente de la gente, ese es mi mayor capital como político, más allá de estar o no gobernando.

¿Lo sorprendió lo del Tribunal de Cuentas?

En lo absoluto. Que el Tribunal de Cuentas no haya abierto ningún cargo ni a mí ni a mis funcionarios, en ocho años de gobierno, habla a las claras de que hemos trabajado sólo en beneficio de la ciudad. En 8 años de gobierno no hemos tenido ni una denuncia penal. No se olvide que asumimos en 1999 con una deuda de 26 millones de dólares y tres meses y medio de atraso salarial, y nos fuimos en 2007 con una deuda de 12 millones de pesos, mejores salarios y al día, y dejando en caja 3 millones de pesos.

Menciona dos etapas: reconstrucción y de despegue y crecimiento...

Cuando asumimos Sáenz Peña era un verdadero caos, abandonada como si fuese una ciudad caída en la era romana. Intendente y concejales nos redujimos los sueldos en un 36%, eliminamos viáticos y celulares, refinanciamos y regularizamos deudas, brindamos facilidades para pagos de impuestos, solicitamos a la ciudadanía confianza y devolvimos ese gesto normalizando las arcas del municipio y reinstaurando y custodiando la paz social.

Con esa base dimos inicio a la transformación con un programa de obra pública jamás pensada y con inversiones que debieron aguardar 30 años para concretarse: más de 300 cuadras de pavimento, agua potable y cloacas, la apertura del Paso A Nivel de la calle 14 –que tuvo un gran significado social ya que permitió unir al sur y norte de la ciudad- las defensas definitivas para las inundaciones con estaciones de bombeo en calle 68 y ruta 16 y la de ruta 95, el cerramiento en el Cementerio y las remodelaciones del ingreso, la pavimentación de las cuatro avenidas –Avenidas 1, 2, 28 y 33-, accesos nuevos para la ciudad en calle 9, calle 12 desde ruta 16 al paso a nivel, calle 20, calle 28 y calle Independencia, equipamiento, viviendas, refacción de comedores, iluminación, más de 1.000 cuadras de ripio, un importante trabajo para el Parque Industrial desde la compra del terreno hasta la diagramación y las primeras obras de infraestructura para el lugar, fuerte apoyo a la cultura y el deporte con actuaciones gratuitas de La Bersuit, el Chaqueño Palavecino, León Greco, Víctor Heredia, La Mosca, Mario Boffil y músicos de primel nivel que actuaban en la plaza central, entregas de títulos de propiedad, asistencia social, y un trabajo sin precedentes en relación al tránsito y la educación vial. Todo esto con una activa participación del Concejo Municipal y de la ciudadanía.

¿Hay logros que se valoran más que otros?

Ciertamente. Pero hay cosas que se merecen destacar. Primero recuperamos el Complejo Termal mediante la creación del Emproter, devolviéndole al Chaco uno de los atractivos turísticos más significativos que posee. Conjuntamente con el Gobierno provincial recuperamos para todos los saenzpeñenses el Cine Teatro Español, se cancelaron los juicios que existían y emprendimos una gran obra para darle al interior el lugar que se merece en materia cultural mediante un moderno Complejo.

Y después de muchos años de espera, intensas negociaciones, innumerables viajes y reclamos en noviembre de 2007 se reinició el trabajo de preparación de terreno y colocación de hormigón en la obra de la Autovía. Y la obra más significativa de todo mi gobierno es la que dedicamos a los niños, la construcción del Parque Temático “Ciudad de los Niños”, única por sus características en todo el norte del país, y que cuenta con juegos para niños con capacidades diferentes.

¿Tiene deudas?

Eso lo debe decir la gente. Terminé mi gobierno agradecido, con los compromisos asumidos ante la ciudadanía cumplidos, con errores y con aciertos. Lo que tengo son anhelos. Quedan muchas cosas por hacer, porque siempre soñamos con más, porque hay muchos proyectos, y porque con más entrega, trabajo diario y perseverancia los saenzpeñenses no tenemos techo, como siempre dije.

Tengo que agradecer y mucho, a Dios, a mi familia por la contención y comprensión, a los amigos, al pueblo todo de Sáenz Peña por la confianza, el cariño y por haberme honrado con la responsabilidad de ser intendente, y a la familia municipal por el respaldo, el respeto y el acompañamiento permanente.

REALIDAD Y DESAFÍO

¿Cómo está la UCR?

El Radicalismo surgió en un momento en que se observaba una descomposición de las instituciones, y hemos seguido a lo largo de los años con esa doctrina redentora, porque entendemos que la recompensa no será material sino moral. Hoy estamos en un proceso de renovación muy importante, y trabajando con solidez para el proceso electoral del año próximo.

Hemos tenido un traspié electoral por un escaso margen de 900 votos y asumimos con conducta y responsabilidad el rol que nos dio la sociedad, pero estamos convencidos de que la militancia, la humildad, y la defensa de los intereses del pueblo chaqueños nos devolverán al gobierno en el 2011.

¿Cómo ve al actual gobierno?

Uno cuando asume la responsabilidad de gobernar debe hacerlo pensando en todos, como lo hicimos en Sáenz Peña, sin apuntar el yugo en aquellos que piensan distinto. Me da pena que este gobierno se equivoque producto de la intransigencia de algunos dirigentes. La fidelidad del gobernante debe estar atada al pueblo que se representa y para el que uno quiere mejor destino, no a los autócratas que arrodillan a los gobernantes por dinero.

Me dolió mucho que el Gobernador, nacido en el campo, le haya dado la espalda a su estirpe defendiendo algo que él criticaba años atrás como las retenciones, o que haya prometido condonación de deudas y hoy se trabaje en una reprogramación. Pero creo que todo hombre en función pública esta propenso a cometer errores, algunos se percatan de los pasos equívocos y otros buscan, de manera sistemática, responsabilizar a otros por sus equivocaciones e inexperiencia.

Una cosa sí está clara, la UCR no bajará los brazos en la defensa de los derechos ni dejará que se entregue el patrimonio de los chaqueños, por eso es que buscamos desde el Radicalismo impulsar una Consulta Popular para que sean los chaqueños quienes decidan qué hacemos con el Insssep. Pero el que tengamos una conducta clara e innegociable en ese sentido no nos hace “golpistas” ni “desestabilizadores”.

La UCR no puede cargar sobre sus espaldas la falta de preparación, los desencuentros, los enfrentamientos, el internismo, el enojo, ni la falta de sentido común existente en el gobierno actual.

Comentá la nota