Sin luz y a 35,3°, la peatonal perdió un día

Sin luz y a 35,3°, la peatonal perdió un día
En dos jornadas, parte del microcentro estuvo unas 13 horas sin energía. En esas condiciones, nada funciona, como se vio ayer.
La importancia del servicio eléctrico no es un secreto para nadie. Pero, en días como el de ayer, eso se notó como pocas veces en el centro de la ciudad de Córdoba y en algunos barrios. La falta de luz y el agobiante calor –la máxima fue de 35,3°– literalmente les arruinaron el día a comerciantes y clientes en las peatonales.

Una recorrida por la peatonal a media tarde –justo después de que se restableciera el servicio eléctrico– bastó para comprobar el malestar. En muchas vidrieras comerciales y puertas de oficinas se leían carteles que informaban: "Cerrado por falta de luz".

Maximiliano Ciappini, encargado de una heladería ubicada en 9 de Julio y San Martín, dijo que "la mayor pérdida fue la jornada sin vender helado, en una esquina donde pasan diariamente 100 mil personas y más con un día tan caluroso", indicó. "Además, cuando se cortó la luz tuvimos que llevar los helados a la fábrica, nos costó 800 pesos. A eso sumale las 60 latas de helado abiertas que tuvimos que tirar", agregó.

Natalia Brusco, encargada de la zapatería AyT, en la San Martín, estaba enojada. Dijo que a su local habitualmente entran por la mañana unas 150 personas. Pero ayer, ese número se redujo a 30. "La gente entró ‘de onda’, porque tuvimos que abanicarla por el calor, mostrarles los zapatos con la luz de una linterna, explicándoles el color", señaló. Si no fuera para llorar, sería para reírse: los clientes pedían garantías de poder devolver los calzados si, al llegar a su casa, descubrían que el color no era el que buscaban.

Otra de las afectadas fue Beatriz Toutouchian, dueña de Diamar, un local de trajes de baño del Pasaje Muñoz. "Con los cortes perdimos una jornada de trabajo", señaló la mujer, que para atender a los clientes tuvo que arreglárselas con velas dentro de los probadores.

Para colmo, Epec no les daba demasiadas respuestas. El lacónico mensaje de los telefonistas del 0800 7770000 de la empresa era siempre el mismo: "El reclamo está asentado".

Sin semáforos, hubo caos. Los cortes de luz también provocaron un caos en el tránsito al dejar de funcionar los semáforos. El director de Tránsito de la Municipalidad de Córdoba, Sergio Estrada Jofré, informó que el martes se apagaron 21 de las 822 esquinas semaforizadas de la ciudad, incluso en avenidas principales. Ayer pasó algo similar. El funcionario le echa la culpa a Epec: "Los semáforos se apagan cuando hay altas y bajas bruscas de tensión; saltan los fusibles y elementos de seguridad de los aparatos", señaló.

Comentá la nota