Peaje Larena, muralla y discordia

La Ruta 8 está concesionada desde hace diecinueve años. Cobran un peaje en el Km. 101 (Solís) y por ello no se observan obras. Desde septiembre de 2008 el Poder Ejecutivo Nacional autorizó a los "dueños de la ruta" a que cobren otro peaje más, cercano al arroyo Larena en el Km. 66 con una tarifa de $ 4,50. La distancia entre ambos es de sólo 35 kilómetros.
Ésta última tarifa, "la más cara del mundo", es por transitar "por la autopista más corta del mundo" de tan solo 11,50 Km. No existen colectoras ni caminos alternativos.

Es un embudo donde no queda otra cosa que volver a tener que pagar para poder acceder al derecho a trabajar, a estudiar o ir a un Hospital.

Los caminos paralelos y puentes cercanos que antes existían fueron destruidos. Las obras fueron suspendidas hace más de medio año.

Deberían haber construido por pliego de licitación por lo menos el doble de kilómetros.

Los días de lluvia se inunda en varios tramos de lado a lado. La banquina central está descalzada. Faltan alcantarillas. Falta un tercer carril en por lo menos un kilómetro de obra. La inseguridad continúa.

La paz social de los vecinos se encuentra alterada. Éste ultraje económico de unos pocos afecta la vida cotidiana.

Los vecinos de Pilar y Capilla del Señor ven como se burlan cada vez que deben pagar por salir de sus casas por trámites de rutina.

Los vecinos de San Antonio de Areco, por vivir tan sólo a 100 kilómetros de Capital Federal tenemos que pagar "tres peajes", más de $ 22 por día.

Será hora que a través del Defensor del Pueblo de La Nación la Justicia falle a favor de los vecinos suspendiendo este atropello, obligando a construir colectoras y/o limitando tarifas. O bien de otro modo se expedirá a favor de éste negocio tan escrupuloso que invade el bolsillo y la dignidad de cada habitante que tiene que pagar demasiado por tan poco. "$4,50 por 11,50 Kms. de Autopista".

Comentá la nota