Pavimentos: Gobierno reconoce atrasos en el envío de fondos

Es un plan para municipios. En Vialidad dicen que es por razones administrativas y que la plata llegará.
Después de la preocupación que habían mostrado empresarios de la construcción, en el gobierno provincial reconocieron que hay demoras en los desembolsos de los 50 millones de pesos que Cristina Fernández le prometió a los intendentes para pavimentación urbana. El presidente de Vialidad provincial, Edgardo Güerci, aseguró que "hay algunos retrasos" y que responden a cuestiones administrativas y no políticas o económicas. Es más, aseguró que la plata va a llegar y se comprometió a entregarle a las empresas un anticipo del 10 por ciento del valor de la obra. No es la única demora: los intendentes dijeron que pasa los mismo con 26 millones aprobados para proyectos menores.

Las demoras se dan tras el resultado adverso del kirchnerismo en las elecciones y mientras economistas y analistas pronostican tiempos difíciles para las cuentas estatales. Dicen que a la administración nacional no le quedará otra que ajustarse el cinturón para remar con cuentas fiscales complicadas, ingresos menos holgados en el segundo semestre, falta de financiamiento y bajas en el nivel de actividad económica.

El primero en advertir la situación, al menos públicamente, fue el sector empresario. La semana pasada, desde la Cámara Argentina de la Construcción y la Cámara de la Construcción de San Juan aseguraron que la plata para pavimentos no estaba llegando en los plazos previstos. Hecho que ha despertado incertidumbre entre los actores de la construcción, que ven en los pavimentos un grano de arena más para mantener el ritmo en la actividad.

En juego están los 50 millones de pesos que la Presidenta le prometió a los intendentes en la Residencia de Olivos en enero pasado, para ejecutar 19 obras de pavimentos urbanos -uno por municipio-. Los fondos tenían que empezar a llegar cuando los proyectos fueran aprobados en la Nación y, según fuentes calificadas, eso pasó hace casi un mes. Es decir, unos días antes de las legislativas del 28 de junio.

Güerci aceptó que "hay retrasos", pero no dijo de cuánto. Además, aseguró que no hay que alarmarse porque "es por razones administrativas". Los intendentes oficialistas Robert Garcés, Sergio Uñac y Elías Alvarez agregaron otros puntos de vista sobre las demoras, pero se mostraron confiados (Ver pág. 3).

Las empresas tienen la expectativa de cobrar un adelanto financiero del 10 por ciento para iniciar las obras o, en el caso de las que ya empezaron, recuperar lo que pusieron. Güerci aseguró que no estaba pactado, pero "se los vamos a dar lo mismo". Y en tono de réplica, lanzó: "descalifico cualquier duda, la plata va a llegar porque hay un acuerdo firmado y es parte de un fondo específico que está reservado".

Más allá del optimismo oficial, hay otras obras que se cuentan entre las demoradas. Los intendentes confiaron que tampoco están llegando 26 millones de pesos para ejecutar obras menores en los departamentos, dinero que fue acordado en la misma reunión en Olivos. A eso se suma el dique Punta Negra, que está a la espera de una señal del ministro Julio De Vido, que maneja la caja para las obras públicas, para arrancar (Ver pág.3).

Por el contrario, empresarios y funcionarios coincidieron en que hay otro tipo de obras públicas que mantienen el mismo ritmo que traían antes de los comicios. Afirmaron que el flujo financiero para la construcción de escuelas y viviendas es normal.

Comentá la nota