El pavimento suma bronca de los vecinos

Ayer volvieron al Concejo Deliberante y reclamaron que el intendente dé la cara. Cuestionaron la legitimidad del registro de oposición. Además, pusieron bajo sospecha un supuesta connivencia de Sánchez y el diputado Moreno en el manejo de las obras
Alrededor de 200 vecinos firmaron en el primer día de abierto el registro de oposición a la obra de pavimentación, mientras volvieron a reclamar al Concejo Deliberante con la insistente negativa al pago del pavimento, pero alzaron las voces pidiendo porque el intendente de la cara. "Que asuma la responsabilidad de que se equivocó", manifestaron, y pusieron bajo sospecha una supuesta connivencia entre Sánchez y el diputado Carlos Moreno en el manejo de las obras públicas.

A su vez, los cerca de 200 vecinos que se manifestaron en contra, a su vez lo hicieron con un texto que manifiesta: "Dejo constancia que impugno y firmo en disconformidad respecto al registro de oposición, por ser contrario a derecho, haciendo expresa reserva de las acciones legales que me corresponden".

Este es el otro punto por donde ahora gira el reclamo de los vecinos, quienes solicitaron ayer a los concejales que se deje sin efecto el registro de oposición, por considerar que fue impuesto fuera de los marcos legales existentes a tal efecto.

Una cuestión que preocupa también a estos vecinos es que sigue pasando el tiempo y no tienen respuesta a varias de sus inquietudes, como pasó ayer, entonces sostienen que es una estrategia del vecinalismo para cansarlos y que dejen de protestar, mientras organizan todo para llevar adelante la obra y cobrarla.

"No nos pueden obligar a endeudarnos", manifestaron airadamente en este caso, a la par que seguían reclamando por el intendente y sumaron en algún momento al presidente del Concejo Deliberante, Ricardo Ravella, "porque no lo vemos". Incluso llegó la pregunta: "¿Los concejales vecinalistas pueden votar por sí solos?", poniendo en duda la independencia que pudieran tener al momento de sancionar el pago de la obra.

Y en ese sentido recordaron que el intendente cuando hizo campaña habló de obras, pero que en ningún momento dijo que las iba a cobrar, y ahora "nos encaja esto de prepo", recordándole a los concejales vecinalistas que "el pueblo les había depositado su confianza", a manera de advertencia a futuro, algo que también se viene reiterando en estas reuniones.

Asimismo se les dijo a los concejales vecinalistas, que deberán hacerse cargo de lo que aprueben en caso de determinar el pago de la obra, previniéndolos de una posible sanción, que describieron como "política, penal y administrativa, por dolo", atento a lo que entienden el incumplimiento de la Ley Orgánica de las Municipalidades (ver nota aparte).

Cuando los vecinos pidieron explicaciones y algún avance en el tema, no tuvieron más respuesta que las obtenidas anteriormente, lo que enardeció más a la gente. En ese caso, Arnaldo Guglielmetti dijo que se estaba "peor que el lunes pasado" cuando los vecinos fueron al Concejo, y criticó que se llamó a registro de oposición sin precio, lo cual opinó "no es registro", por lo cual siguen "sumando enojo" en la gente por la manera de tratar el tema, y que en lugar de resolverlo "lo empeoran".

Así fue que los vecinos solicitaron que se derogue el llamado a registro de oposición, y se disponga la realización de la obra desde el Concejo Deliberante "porque está el financiamiento". Además, insistieron por una reunión con Sánchez para que conteste lo que los concejales no saben y porque en definitiva "es el responsable de esto", aseveraron. Y hasta se animaron a decir que "no están las botas, pero esto es una dictadura".

Comentá la nota