Pavimento: apareció el proyecto.

Ayer fue elevado al Concejo Deliberante. Estipula los valores y plazos de financiación. A su vez también se pueden conocer en detalle las calles comprendidas en la obra.
Apareció al fin el proyecto de ordenanza mediante el cual el Departamento Ejecutivo pretende que el Concejo Deliberante declare de utilidad pública y pago obligatorio la obra de recuperación de pavimentos y obras complementarias para 300 cuadras de la ciudad.

A su vez, también se pudieron conocer recién de manera detallada las cuadras que están afectadas a la obra, y se especifican los valores y cuotas a las que pueden acceder los vecinos para hacer frente al pago. De todas maneras, se dijo que este proyecto está abierto al consenso con la oposición, e incluso habrá conversaciones con los vecinos para informar y aclarar algunos aspectos que nunca fueron informados.

La ordenanza

El pago de la obra "será obligatorio para todos los propietarios y poseedores a título de dueño de los inmuebles afectados a la misma", fijándose el costo de obra en 580 pesos el metro lineal de frente "para los casos de reencarpetamiento". En tanto para el caso de pavimentación nueva se fija un valor de 725 pesos, con lo cual aquellas cuadras que serán sometidas a un riego asfáltico no serían a costo del vecino porque se encuadraría en el mantenimiento que debe efectuar el municipio. De todas maneras, esto no ha sido especificado aún.

Para los inmuebles sometidos al régimen de propiedad horizontal, habrá un régimen especial. Cada unidad funcional abonará el valor proporcional de la obra según el porcentaje que ocupe del total de la parcela. A tales efectos se determinará según la superficie total de cada unidad funcional, qué porcentaje de la parcela ocupa cada unidad, y dicho porcentaje se corresponderá con el porcentaje a abonar por el titular dominial de esa unidad funcional del total del valor de la obra según los metros lineales que posea la partida donde se asiente la unidad funcional.

Se determinará como pago contado aquel que se formalice con anterioridad al 30 de marzo de 2010. Y para ello hay tres alternativas, como son un descuento del 50% para los frentistas que adhieran antes del 30 de setiembre; del 40% para quienes lo hagan con anterioridad al 31 de diciembre; y se reducirá al 30% para los vecinos que adhieran antes del 30 de marzo de 2010. En todos los casos, además, podrán otorgarse hasta tres cuotas de igual valor, sin intereses.

Asimismo se contempla que el importe resultante del valor del metro lineal de frente por la cantidad de metros de frente de cada partida, podrá ser abonado en cuotas mensuales hasta un máximo de 60, que serán fijas y sin interés, según se describe en el proyecto. Y que se considerará un descuento mensual del 1 por ciento sobre el monto resultante de la fórmula de valor actual, toda vez que la cantidad de cuotas sea inferior a 60.

De ese modo, en un plan de 6 cuotas cada una tendrá un monto de 753 pesos; en 12 cuotas, 388 pesos; en 24 cuotas, 205,50 pesos; de 36 cuotas, 145 pesos; de 48 cuotas, 115 pesos y en un plan de 60 cuotas el valor de cada una será de 96,67 pesos; se estima que estos valores están tomados sobre una base de 10 metros de frente, aunque la ordenanza no lo especifica.

En caso de optarse por un número diferente de cuotas que el establecido, nunca mayor a 60, el descuento será proporcional.

Se menciona que quedan exentas del pago las entidades de bien público así declaradas por el municipio, al igual que las instituciones deportivas legalmente conformadas, y toda persona que se encuentre eximida del pago de la tasa por servicios urbanos.

Por otra parte se incluye la creación de un fondo solidario de obras públicas, que se conformará con la totalidad de los ingresos que se perciban en concepto de recupero de la obra.

No se trata

Contrariamente a lo que se especulaba o eran intenciones del gobierno municipal, este proyecto de ordenanza no tendrá tratamiento esta semana, ya que mañana es día de sesión del Concejo Deliberante.

Es que según se supo, el vecinalismo buscará consensuar con la oposición un texto para la futura ordenanza, y de ahí que se tomarán un tiempo para negociar, ya que la intención sería revisar algunas cuestiones para llegar a un voto de todo el cuerpo.

Ricardo Ravella, concejal vecinalista y presidente del Concejo Deliberante, le sugirió al intendente Sánchez darle un impasse al tema, y mientras tanto abrir un espacio de diálogo con vecinos afectados a la obra para hablar de cuestiones que hasta el momento la gente desconoce por falta de información.

Dijo que entonces el intendente se encargaría de hablar con frentistas de algunos sectores y otros funcionarios o concejales harían lo mismo en una tarea dividida, fundamentalmente apuntando a revertir la situación generada. Un caso especial es el de los vecinos afectados a la obra por donde hay tránsito pesado, a quienes se les deberá dar cuenta de qué tipo de pavimento se construirá para soportar el tránsito de carga.

Paralelamente, en el Concejo Deliberante el vecinalismo comenzará a buscar un consenso que le evite utilizar la mayoría para sancionar la ordenanza, con el respaldo del Ejecutivo.

Comentá la nota