"De Paula era un hombre de conducta intachable y principios democráticos"

Así lo destacó Lidia Silvetti de Molina, al hablar en el mausoleo donde descansan los restos del profesor, en el Cementerio Municipal. Además, valoró aspectos de su gestión, su equipo de trabajo y la importancia que le daba a la familia. Ayer se cumplieron 16 años del fallecimiento de quien fuera electo como jefe comunal en tres oportunidades.
Se rindió ayer homenaje al ex intendente Ruben César De Paula al cumplirse 16 años de su fallecimiento.

El acto se llevó a cabo en el mausoleo que guarda sus restos en el Cementerio Municipal y contó con la presencia de familiares, ex funcionarios, miembros del actual gabinete municipal y público en general.

En principio, el presidente del Comité Azul de la Unión Cívica Radical, doctor César Martínez, afirmó que se encontraban en ese lugar "para rendirle homenaje al profesor De Paula" y adelantó que se iban a depositar ofrendas florales junto con la Intendencia Municipal.

A continuación hizo uso de la palabra la licenciada Lidia Silvetti de Molina, quien fuera funcionaria durante los mandatos del recordado jefe comunal.

Al hablar ante los presentes, la licenciada señaló que "se trataba de una buena oportunidad para repensar los hechos y los proyectos transcurridos a través de los años y la experiencia que hemos logrado en este tiempo".

Destacó "su conducta intachable, sus principios democráticos, su apego a la familia, a su equipo de trabajo; hoy que es difícil el compromiso y el apego institucional, conseguía que su equipo estuviera orgulloso de formar parte de esa tarea y ese trabajo".

Afirmó que De Paula era "un Intendente a tiempo completo". Subrayó que "pasaba las mismas dificultades económicas que se atraviesan hoy, porque el Municipio en general tiene una situación crítica en su financiamiento desde siempre y a eso hay que sumarle las dificultares económicas que periódicamente y cíclicamente nos afectan".

Recordó que en su período tuvo importante inflación, "los ajustes del plan Austral y otras dificultades que a veces nos hacen pensar que el Municipio es la variable de ajuste de los otros estados".

Silvetti de Molina indicó que el ex Intendente trabajaba en la convicción de que el desarrollo regional era la base, "del mismo modo que estaba convencido del rol central del Municipio".

"De Paula siempre pensó en la integralidad de la persona, del barrio, para desarrollar e implementar sus políticas. También sostenía la intervención interdisciplinaria", dijo luego.

Sostuvo que eran cuestiones avanzadas para su tiempo y que su eje central eran la cultura y la educación.

La mujer recordó la acción desarrollada en el Comité de Medio Ambiente "en el que obligaba a todas las áreas municipales a asumir su responsabilidad bajo una coordinación de una determinada área".

Rescató la firma de convenios con el INTA, la Facultad de Agronomía y ser precursor en cuestiones de estudios rurales, como lo hizo en Cacharí, o la creación del Monte Frutal.

"A De Paula no le interesaba si el proyecto tenía fin provincial, nacional o municipal. El punto era atender las necesidades de la comunidad", indicó.

Hizo mención a la creación de los jardines 915, 916, la Escuela de Estética, el Centro Educativo Complementario, el Jardín Municipal De Paula, "se modificaron los criterios para la Casa del Niño y el Jardín Gay y se creó la categoría docente".

Recordó el Programa Municipal Comunitario que obligaba a las áreas a hacer sus propuestas, integrando al barrio para en el verano hacer ofertas de talleres para las escuelas de verano.

La encargada de la alocución, también, dio importancia también al rol de la familia en la vida del ex Intendente. "Fue el objeto de sus desvelos y de su amor", afirmó.

"Durante mucho tiempo sabíamos que el Intendente Municipal entraba al Municipio a las 8 y minutos, porque le gustaba llevar a su nieto mayor, Francisco, al jardín. La familia estaba integrada a su otra pasión que era la gestión".

La ex secretaria de Bienestar Social de la Municipalidad sostuvo, luego, que no debería pensarse como una cualidad el no interesarse en la política.

Afirmó finalmente que "el precio de la vida, del poroto, de la harina, del zapato, del vestido y de los medicamentos dependen de decisiones políticas".

Luego de estas palabras, Carmen Vulcano, agradeció brevemente las palabras y la presencia de quienes se acercaron hasta el cementerio a recordar al ex Intendente.

La ex funcionaria Lidia Silvetti de Molina tuvo a cargo las palabras de recordación del ex Intendente.

Parte del público que se acercó ayer a recordar a Rubén César De Paula.

El presidente de la UCR Azul, César Martínez, acompañado de la ex concejal Marta Luna, depositaron una ofrenda floral.

Comentá la nota