Patrulleros: en Olavarría esperaban camionetas, pero mandaron autos de lujo y hay decepción en los responsables de seguridad

El anuncio oficial de la Provincia era claro: a Olavarría tenían que venir 12 autos y 8 camionetas, pero el gobernador Scioli podó el envío a ``16 patrulleros´´. Lo que no dijo es que eran todos autos Chevrolet Astra, un vehículo que usa nafta ultra, tiene interiores de lujo y no puede andar con menos de cuarto tanque completo. Los lectores de infoeme.com ya escribieron criticando la operación de compra por parte de la Provincia.
Lo que vino es lo que hay. O lo que nos dejaron. En el Municipio y en el Consejo de Seguridad esperaban que el envío de patrulleros a Olavarría incluyera por lo menos 8 camionetas, pero el Gobierno de la Provincia mandó 16 autos de lujo, que usan combustible del más caro y que tienen un costo de mantenimiento altísimo: ``nos queremos matar, pero por el momento vamos a tener que arreglarnos con eso´´, le confiaron fuentes del Consejo de Seguridad a infoeme.com este martes a pocas horas de la entrega de patrulleros.

Hasta este mismo martes, en el Gobierno municipal esperaban que entre los 16 móviles hubiera varias camionetas. Incluso este lunes al mediodía, entusiasmado por el cumplimiento del envío anunciado el jueves en Olavarría el jefe de Gabinete Héctor Vitale dijo que ``las camionetas van a la zona rural´´.

Pero cuando José Eseverri, Vitale y el director de Control, Renaldo Améndola, entraron al galpón del barrio La Loma donde están los patrulleros la decepción fue total: no había una sola camioneta en el lugar y todos eran relucientes Chevrolet Astra de última generación, cuatro puertas, que usan nafta ultra (la más cara) y a los que no se le spuede poner gas hasta que no se les venza la garantía.

A partir de allí, el Gobierno local dejó de hablar de camionetas. Y tanto funcionarios municipales como policías y miembros del Consejo de Seguridad tuvieron que cambiar de planes: hasta que constataron que la Provincia no había mandado una sola camioneta, la idea era pasar varias de las 4x4 actuales más deterioradas a los talleres, y ponerlas a punto mientras las cuadrículas quedaban a cargo de las nuevas pick-ups, que nunca llegaron.

Lo que finalmente llegó a la plaza local son autos de lujo. Y cuyo consumo y combustible no tiene ninguna correlación ni con las necesidades de la Ciudad, ni con el uso y cuidado que le dan los policías locales a las unidades ni con lo que el Ministerio de Seguridad aporta para el funcionamiento real de cada móvil.

Baste un ejemplo: la Provincia de Buenos Aires le aporta a Olavarría menos de 5 litros (4,7) de combustible por cada unidad. Un Chevrolet Astra gasta, para un recorrido de cuadricula diario, alrededor de 25 litros de nafta ultra, de 3 pesos el litro.

Además, por el bombeo electrónico no pueden usarse con menos de cuarto tanque porque se daña el dispositivo de control. Adentro (ahora, nuevos) son una nave, pero es difícil imaginar cómo lucirán dentro de un año.

Resignados a usar lo que mandaron, el Consejo de Seguridad se reunió en la noche del martes para determinar la distribución de los nuevos móviles estuvieron ``miembros del Consejo de Seguridad bajo la coordinación del secretario de Jefatura de Gabinete, Héctor Vitale, con la participación del Jefe Distrital, Francisco Ferencz, con el objetivo de determinar la distribución de los 16 nuevos móviles policiales´´, según gacetilla.

También se indicó que ``durante el encuentro se coordinó el acto de entrega oficial de los vehículos marca Chevrolet Astra, para el día jueves 23 de mayo a las 10:30, en la vereda del Palacio Municipal San Martín´´.

La llegada de autos, y no camionetas, complica también algunos compromisos: en Santa Luisa, luego de la reunión de vecinos de Durañona en reclamo de seguridad, esperaban, precisamente, una 4x4 para ese punto.

Comentá la nota