El patrimonio del segundo de De Vido sigue bajo sospecha

El patrimonio del segundo de De Vido sigue bajo sospecha
La Justicia ratificó ayer su decisión de seguir investigando a José Francisco López.
A pesar de los intentos de los abogados de la defensa para impedirlo, la Justicia seguirá investigando al secretario de Obras Públicas de la Nación, José Francisco López, por presunto enriquecimiento ilícito.

La Cámara Federal porteña confirmó la decisión que había adoptado el juez Daniel Rafecas rechazando un planteo de López para que se aplique el criterio de "cosa juzgada".

El 28 de julio pasado el abogado Ricardo Monner Sans presentó una denuncia pidiendo que se investigue por enriquecimiento ilícito a un grupo de funcionarios -entre ellos López. Incluyó al matrimonio Kirchner; el ministro de Planificación, Julio De Vido; su esposa y ex vicejefa de la SIGEN, Alessandra Minicelli; el ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime; el secretario de Comercio, Guillermo Moreno; la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner; el secretario de Medios, Enrique Albistur; el ex ministro de Economía, Carlos Fernández, y el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

Fue entonces que López presentó un escrito recordando que ya había sido investigado por enriquecimiento en 2006 y que el 28 de febrero de 2008 había sido sobreseído y la causa archivada.

Por eso, el secretario de Obras Públicas solicitaba que sólo se lo investigara su evolución patrimonial en el último año para no incurrir en "doble juzgamiento".

Pero Rafecas desestimó el pedido argumentando que "entre ambas pesquisas no existía la identidad pretendida, pues mientras la primera estuvo orientada a determinar si en las declaraciones juradas presentadas en los años 2003, 2004 y 2005 había insertado datos falsos en relación al valor de los inmuebles adquiridos en la provincia de Santa Cruz, en la presente es investigado por el incremento desmedido de todo el patrimonio desde su ingreso a la función pública".

López apeló a la Cámara, que el 31 de agosto, y con la firma de los jueces Horacio Cattani y Martín Irurzun, ratificó la decisión de Rafecas, alegando que "el objeto procesal de la presente pesquisa no se desarrolla sobre la misma plataforma fáctica que aquél".

En disidencia se expresó el tercer camarista, Eduardo Farah.

A pesar de ser el segundo de De Vido en Planificación, López es un funcionario con autonomía propia y una relación directa con el ex presidente, Néstor Kirchner.

Lo acompañó en buena parte de los actos de la última campaña electoral para las legislativas del 28 de junio pasado. López era la garantía de la ejecución de las obras públicas que prometió el Gobierno en todo el país y con especial énfasis en el conurbano.

En el largo camino que lleva recorrido junto al ex presidente, López contabiliza haber sido secretario de Obras Públicos de la Municipalidad de Ríos Gallegos entre 1990 y 1991. También presidió el Instituto Provincial de Vivienda de Santa Cruz. Y representó a la provincia ante el Consejo Interprovincial de Ministros de Obras Públicas (1992-1993).

El de ayer no fue el primer traspié judicial del secretario de Obras Públicas: ya había quedado en la mira de la Justicia en la investigación sobre las coimas pagadas en el caso Skanska.

En el ámbito judicial se especula con que esta decisión de la Cámara en la que se denegó la aplicación del criterio de "cosa juzgada" podría utilizarse para reabrir investigaciones sobre otros funcionarios del kirchnerismo que fueron sobreseídos en su momento en causas por enriquecimiento ilícito.

Comentá la nota