El patrimonio de los candidatos: sólo los cobistas precisaron cuánto tienen.

Bermejo y Félix no revelaron el valor de sus pertenencias. De Marchi no dio su declaración jurada. Sanz y Mansur ofrecieron detalles.
Los principales candidatos a legisladores nacionales por el PD no quieren dar a conocer cuál es su patrimonio. Los postulantes del PJ, en cambio, hacen público sus bienes e ingresos, pero no dicen montos.

Ante un pedido de Los Andes a los partidos con representación parlamentaria, los candidatos del Frente Cívico Federal, Ernesto Sanz y Ricardo Mansur fueron los únicos en presentar en tiempo y forma su declaración jurada de bienes.

El diputado nacional por el PD, Omar De Marchi (que aspira a renovar su banca) no quiso hacer público cuánto valen sus bienes ni cuánto gana. Se comunicó con este diario, y admitió tener "ingresos" por su dieta como diputado, su estudio jurídico y actividades comerciales, pero no quiso dar montos ni hacer especificaciones.

"Me tendría que poner con el contador", sostuvo De Marchi pese a que la ley de Ética Pública sancionada en 1999 lo obliga a presentar su declaración jurada ante la Oficina Anticorrupción por ser legislador nacional. Tampoco quiso hacer especificaciones respecto de sus bienes. Sólo dijo tener inmuebles y dos autos. "Deudas, no tengo", agregó.

El candidato a senador nacional por el PD, Juan Carlos Aguinaga, describió de igual modo que De Marchi su patrimonio. A través de un mail, desde el partido se enumeró: 1º , un auto Audi 2005; 2º, un departamento de 180 m2 (donde vive); 3º, una oficina (que es su estudio) y 4°, la oficina vieja que ahora está alquilada. Además agregó que cobra una jubilación por 1.800 pesos, pero obvió sus ingresos como abogado.

El candidato a diputado nacional por el PJ, Omar Chafí Félix presentó por escrito una "manifestación de bienes" actualizada al 31 de mayo. Allí consta que tiene un inmueble rural ubicado en el distrito Agua Escondida de 7 mil hectáreas, sin gravámenes; un inmueble urbano ubicado en calle Pedro Vargas s/n de San Rafael que es de 3 mil metros cuadrados, que está en construcción y el 50% de un inmueble en la calle 9 de Julio del mismo departamento. No da montos en ninguno de los casos.

Félix manifiesta, además, tener una rural marca Fiat Palio modelo 2005 y un Sedan 4 puertas marca Peugeot modelo 504, fabricado en 1970. Tampoco declara cuánto cuestan ambos automóviles.

Además, dice haber comprado 108 acciones de Telecom Argentina por un valor nominal de $ 10.800. Como ingreso declara su sueldo de intendente, de $ 9.545, 42. Como pasivo, una deuda bancaria, de $ 140.000 más intereses con el Banco de la Nación Argentina.

El candidato a senador nacional, Adolfo Bermejo, tampoco quiso dar montos de su patrimonio.

En su declaración hay dos viviendas: una del barrio Barrio Tejas Rojas de Maipú de la que es 100% propietario y otra de la calle Perito Moreno del mismo departamento, de la que es propietario sólo de la mitad. También tiene dos autos: Volkswagen Suran Highline modelo 2008 y un Ford Fiesta modelo 2006. Además, tiene sus depósitos en dólares (5.000).

Mansur y Sanz, en cambio, presentaron sus declaraciones juradas con más detalles. Mansur declaró tener dinero en efectivo por $ 3.560 al 31 de mayo; acciones en una bodega por un costo de $ 910.142 y un inmueble por $ 350.000.

Pese a su abultado patrimonio, no declara autos a su nombre. Sanz colocó su declaración jurada en la página de Internet del Senado y también en su sitio web. Declaró 9 inmuebles (algunos son de propiedad de él y de su esposa y otros herencia) por más de $ 500.000; dos autos por $ 130.000; una lancha de su esposa por $ 10.000 y $ 20.000 de ahorros. Cobra $ 11.819 como senador nacional y como asesor de la OEA recibe $ 7.000 pesos anuales.

Comentá la nota