Patota Moreno fue de capa caída a su trabajo en la papelera Massuh

Patota Moreno fue de capa caída a su trabajo en la papelera Massuh
En la empresa están preocupados por su eventual salida del gabinete ya que el secretario es el director ejecutivo. Y dependen de él para conseguir clientes y mantener las ventas, en su mayoría al Estado.
El secretario de Comercio, Guillermo Moreno, volvió ayer a la papelera Massuh, empresa que administra personalmente. De "capa caída" y "menos eufórico", el funcionario no pudo ocultar la derrota electoral. Los empleados de la papelera tiemblan tan sólo con pensar en la salida de su protector. Si el funcionario deja su cargo, les cambiará completamente el panorama. Desde que asumió como director ejecutivo y operativo en la empresa consiguió que el Estado comprase el 28% de la producción, que clientes anticipasen compras y que los proveedores postergaran pagos.

Moreno asistió a la planta que tiene la papelera en Quilmes, que cuenta con 650 empleados durante toda la semana. Desde la fábrica aseguran que el funcionario no pudo ocultar la derrota del oficialismo en las urnas. Los empleados que se reunieron con él aseguran que asistió, pero que se lo vio de "capa caída" y "mucho menos eufórico que lo habitual" a partir del resultado electoral.

Los trabajadores tienen acordada una reunión para el miércoles de la semana próxima con el actual secretario de Comercio, pero aseguraron que pedirán adelantarla para evaluar qué podría pasar si el funcionario deja su cargo. "Moreno en los 90 no existía, pero hoy sirve como propaganda para la empresa", manifestó un trabajador. A su vez el delegado gremial de la empresa, Juan Naveiro, describió la preocupación de todo el colectivo de los trabajadores manifestando que "durante el martes a la tarde recibí infinidad de llamados de trabajadores para chequear si se iba o no Moreno".

¿Cómo se explica el temor de los trabajadores a que renuncie el secretario de Comercio?

* La empresa le vende entre el 28% de producción de papel al Estado. En caso de que renuncie el funcionario, podría perder a su principal cliente.

* A partir de la intervención de Moreno consiguió que el hipermercado Carrefour anticipara 600 mil pesos en mercadería para que los empleados pudieran canjearla. A cambio, cuando comenzara la producción, la firma les entregaría el equivalente en papel.

* La empresa estuvo paralizada por cuatro meses y los trabajadores realizaron distinto tipo de manifestaciones para intentar poner en marcha nuevamente a la compañía, y para que la empresa les pague lo adeudado. A través de la formación de un fideicomiso del Banco Nación, ingresaron los fondos para que la empresa opere nuevamente.

* Agilización de los trámites. El funcionario llamaba personalmente a todos los proveedores y a los funcionarios estatales para acelerar cualquier tema burocrático.

Desde la empresa explicaron que en términos jurídicos la partida del funcionario no tendría ninguna implicancia, y que su nombre no aparece en ninguna parte del fideicomiso que se firmó con el Banco Nación. Sin embargo aseguran para que la compañía continúe operando como hasta ahora, quien lo reemplace deberá actuar igual que Moreno. Hoy, el Estado le paga un canon en concepto de alquiler a Massuh, ahogada por su deuda y en convocatoria de acreedores.

Comentá la nota