La patente sube un 10 por ciento más y vendrá en una sexta cuota

Con los votos del socialismo y del concejal de Proyecto Sur, Alberto Cortés, el Concejo Municipal aprobó ayer un aumento del 10 por ciento en la patente automotor que se agrega al 20 por ciento votado por la Legislatura santafesina. El incremento será emitido como sexta cuota en diciembre.
   De la suba quedarán excluidos los vehículos con patentamiento 2003 y anteriores, motos con una cilindrada de 150 centímetros cúbicos para abajo, taxis, remises y transporte escolar. Los 8 millones de pesos extras que el municipio recaude por el aumento del aforo se destinarán a pavimentación, a través del Fondo Municipal de Obras Públicas.

   Al socialismo no le resultó sencillo darle este oxígeno financiero al intendente Miguel Lifschitz. Al quórum necesario para consagrar la reunión extraordinaria de ayer le fue necesario el voto de Cortés, quien prestó su apoyo pero introdujo tres modificaciones fundamentales al proyecto enviado por la Intendencia.

   Así, la reunión de labor parlamentaria convocada por la mañana se extendió hasta entrada la tarde, y recién allí la iniciativa cosechó las cuatro firmas de la comisión de Presupuesto del cuerpo deliberativo.

   La chicharra convocando a la sesión sonó pasadas las 14.30 y una vez que el oficialismo se sentó en sus bancas, los concejales de la oposición Héctor Cavallero, Alfredo Curi, María Eugenia Bielsa y Norma López ocuparon sus escaños para alzar la voz contra el aumento adicional de la patente.

Quienes sí, quienes no. Lo que ayer se aprobó finalmente hacia las 16 fue el incremento en un 10 por ciento en la tasa testigo fijada por la norma provincial.

   Pero esta suba no será de aplicación a los vehículos modelo 2003 y anteriores, las motocicletas cuya cilindrada sea igual o menor a 150 centímetros cúbicos y los vehículos usados para trabajar como taxis, remises y transportes escolares.

   Los ediles que participaron de la sesión estimaron que el 20 por ciento de aumento de la patente que la Administración Provincial de Impuestos ya imprimió para enviarle a los contribuyentes equivaldrá en Rosario a unos 20 millones de pesos extras.

   Y con la ordenanza de ayer, serían otros 8 millones adicionales que se emitirán como sexta cuota. El presupuesto 2010, proyectaba que por este ítem se recaudaran 99.600.000 pesos, sin contar con estos fondos extra.

   La normativa municipal tendrá una afectación de estos recursos que serán destinados al Fondo Municipal de Obras Públicas y derivados a pavimentación, ya que el presupuesto 2010 contemplaba ejecutar sólo 103 cuadras.

Porqué en contra. Antes de la votación (12 a favor y 4 en contra) los referentes de las bancadas opositoras justificaron su rechazo. Primero fue Bielsa: "El 30 por ciento de aumento no tiene antecedentes en otras regiones del país. En provincia de Buenos Aires pagan los coches cuyo valor esté por arriba de los 40 mil pesos y prevé quitas y descuentos de contado, en Capital Federal no es superior al 8 por ciento con exenciones y en la ciudad de Córdoba es del 15 por ciento; uno concluye que no tendríamos que ser distintos al resto del país", manifestó.

   Fue el socialista Edgardo Falcón quien recogió el guante por el oficialismo al recordar que el gobierno nacional aumentó el monotributo un 100 por ciento y tildó de "actitud irresponsable el hecho de oponerse por la oposición misma".

   La edil kirchnerista Norma López justificó su voto negativo al indicar que "no se puede acompañar un mensaje porque un 30 por ciento de aumento resulta excesivo, en vez de buscar una política fiscal progresista que oriente sus acciones de acuerdo a la capacidad de los contribuyentes".

   Finalmente, Cortés fundamentó su acompañamiento ya que si bien "no estamos dispuestos a convalidar un aumento general de la patente, entendemos la situación complicada que tiene el municipio" y recordó que el intendente Lifschitz "tendrá la obligación de informar al cuerpo deliberativo en qué se gastará el dinero porque su compromiso es destinarlo a pavimentación o red de cloacas".

   Por último, Cavallero hizo una extensa exposición del presupuesto 2010 que envió la Intendencia al que criticó en sus estructuras de gastos e ingresos, y propuso un profundo saneamiento de recursos. También alertó que no existe ninguna previsión de aumento al personal o en bienes y servicios. "No quisiera venir corriendo al Concejo, porque hubo paritaria de los municipales, aumento de los choferes de colectivos y de los recolectores de residuos", advirtió Cavallero al destacar que el presupuesto "no es real porque no se adapta a una inflación estimada entre el 15 al 19 por ciento", finalizó.

Comentá la nota