Patagonia comienza el 31 de marzo con la instalación de las máquinas

Así fue confirmado por el secretario de Gobierno Guillermo Almirón, quien dio a conocer que la empresa ya ha adquirido y abonado las 120 máquinas que el 31 de mayo terminarán de ser instaladas en todas las unidades afectadas al servicio. Las mismas admitirán tanto el uso de monedas como de tarjetas magnéticas.
Señalando que serán necesarias las campañas de difusión para el correcto uso de la nueva tecnología adquirida, el secretario de Gobierno municipal, Guillermo Almirón, confirmó ayer que la empresa concesionaria del transporte público de pasajeros comenzará el 30 de marzo con las tareas de instalación de las máquinas expendedoras de boletos.

Si bien comunicó que la empresa se encargará de la difusión del cronograma en que se desarrollarán las tareas de emplazamiento de las maquinarias, el funcionario anticipó que el mismo constará de tres etapas, signadas por las fechas 31 de marzo, 30 de abril y 31 de mayo.

Respecto de los plazos contractuales en que el sistema debía estar instalado y en funcionamiento y cuya dilación es de público conocimiento, Almirón explicó que si bien tendrían que haber estado listas hace un año, los inconvenientes del caso respondieron a impedimentos de terceros, por parte de la proveedora Coin Control, situación que se contempla en el mencionado contrato de concesión del servicio.

De acuerdo al secretario municipal, la demora en la provisión obedece principalmente a que la tecnología adquirida localmente presenta un sistema combinado de monedas y tarjeta que no se implementa en otros lugares donde sí han podido instalarse en tiempo y forma.

En cuanto a las restantes obligaciones a las que por contrato está sujeta la prestataria Patagonia Argentina, Almirón explicó que sólo queda pendiente la renovación de tres unidades: “en términos comparativos de flota con otras ciudades, la de Patagonia Argentina es bastante nueva y se están incorporando otras tres. Por lo demás, el recorrido de la línea 13 era cumplido en parte por los mismos móviles que recorrían la zona de Standart, y finalmente el día de ayer (por el lunes) ha comenzado a partir de las 5 de la mañana el recorrido definitivo de la Línea 13, que tiene modificaciones respecto al recorrido de la línea anterior en relación a una realidad concreta que es la existencia de casas donde antes no las había”, puntualizó.

VEHICULOS SINIESTRADOS AL CORRALON

En otro orden, el funcionario ofreció algunos detalles acerca del traslado de vehículos siniestrados, desde las afueras de las seccionales de Policía hacia las instalaciones del corralón municipal de Km 4.

Al respecto, Almirón puntualizó que la medida responde a un trabajo desarrollado de manera conjunta con el Ministerio provincial de Gobierno y Justicia -bajo cuya órbita funciona la policía de Chubut – y que en ese contexto se otorgará en comodato la utilización de un predio de 40 metros de frente por 300 de fondo en el corralón municipal, a efectos del traslado de esos vehículos.

“Necesitamos eliminar de la vía pública esos automóviles de manera permanente, no sólo porque afea visiblemente la ciudad, sino también porque entorpece las paradas de colectivos e incluso el tránsito aledaño a todas las seccionales de policía de Comodoro Rivadavia donde se encuentran estos vehículos” refirió.

Al fundamentar el comodato en la carencia policial de un lugar acorde donde alojarlos, el funcionario recordó que en tanto el ministerio de injerencia evalúa por estos días los presupuestos relativos al alambrado del predio, la instalación de una casilla para un policía de guardia, la iluminación del lugar y el emplazamiento de portones relativos a la entrada y salida diferenciada.

“Me parece una medida importante, un tema de simple creatividad y aunar esfuerzos y eliminar un problema del que se quejan todos los comodorenses por tener esos vehículos en esas condiciones sobre espacios donde se podría estacionar, o sobre paradas de colectivos. Creo que le estaremos dando una definición en muy corto plazo”, finalizó el secretario.

Comentá la nota