Los pastores de Juan

Tienen un partido que es aliado de Unión por Córdoba y la Subsecretaría de Pyme, desde donde desarrollan varios programas. Otros pastores evangélicos reprueban la participación política.
El Superdomo Orfeo está repleto. Unos nueve mil fieles evangélicos levantan sus manos para bendecir al gobernador Juan Schiaretti y oran para que le entregue su corazón a Jesucristo.

En el escenario, el reverendo Claudio Cabrera y el creyente José Sanz lo presentan ante un aplauso ferviente de la multitud. "Después de Dios, el gobernador es mi jefe", sentencia Sanz, actual subsecretario de Pyme de la Provincia.

Junto al pastor Cabrera (hijo del reverendo Omar Cabrera, ya fallecido), Sanz creó en 2005 el partido Fuerza Transformadora, una agrupación que viene participando en los últimas elecciones en sumatoria con otras agrupaciones.

Después de haber sido socios de Primero la Gente, el 28 de junio pasado fueron con sus boletas que colectaron para la lista de Unión por Córdoba, los evangelistas se enorgullecen hoy de haber conseguido alrededor de 40 mil votos que los colocaron como la segunda fuerza detrás del peronismo, en el porcentaje de votos obtenidos.

Para Sanz, la existencia de un "voto evangélico" era una gran duda hasta la última elección. "El resultado ha sido de 35 a 40 mil votos y no tenemos un aparato de fiscalización ni de reposición de votos", advierte.

La carrera política de la sociedad entre Sanz y Cabrera se inició en 2005, cuando ambos formaron parte de los extrapartidarios que llevó en su lista de diputados el partido Primero la Gente, liderado por Sebastián García Díaz.

En la previa de los comicios para la gobernación de 2007 se acercaron a Gustavo Santos, por entonces precandidato a intendente por el radicalismo, hoy titular de la Agencia Córdoba Turismo de la gestión peronista. El mismo año trabaron una alianza con Schiaretti, que colocó a Cabrera como candidato a concejal de Córdoba y a su socio como postulante a legislador provincial.

En los últimos comicios legislativos esa alianza se consolidó. Con Sanz formando parte del Gobierno en el área del Ministerio de Industria; Cabrera fue a la lista de diputados provinciales.

"Creemos que la sociedad está buscando un liderazgo y no le importa si hay un tinte espiritual. La sociedad está buscando transparencia, honestidad, demostrable y comprobable", enfatiza Sanz.

La alianza con Schiaretti contiene, además, la financiación de programas sociales a través de la que se aportaron 500 mil pesos a unas 50 organizaciones no gubernamentales relacionadas con las iglesias evangélicas.

Valores y política. "La política necesita la incorporación de personas que hayan demostrado en su vida que están dispuestos a defender sus valores en medio de una sociedad que va a contramano". Sanz hace la afirmación en su oficina del Ministerio de Industria, donde un enorme ventanal le ofrece una vista de La Cañada.

Sanz aclara que el principal motor de la permanencia en el Gobierno y en la actividad política de su partido es la lucha contra la pobreza estructural.

"A la hora de definir sus representantes, la gente no tiene elementos de juicios y va a ser seducida por cosas triviales", dice Sanz y agrega: "Un tipo simpaticón que cuenta buenos chistes te arrasa en sectores que no saben a quién votar, y gobernar no es un chiste".

Para el funcionario, es importante que la gente "vea una oportunidad para hacer política de una forma diferente". Y advierte: "Se puede participar en política sin perder los valores".

Armado nacional. La alianza de Schiaretti con este grupo de evangelistas goza de buena salud. Esta semana, por caso, se puso en marcha el programa Trabajemos Mancomunadamente por Ellos, que brinda herramientas a organizaciones evangélicas para la capacitación de sectores vulnerables. "Vamos paso a paso", advierte Sanz y asegura que van a respetar el compromiso que asumieron con Schiaretti hasta 2011.

"Nos han llamado varios partidos políticos, pero no somos de andar saltando el charco", afirma.

El pastor Cabrera es el encargado del armado nacional de la estructura de Fuerza Transformadora, que ya abrió su primer sede en Santa Fe y está próxima a hacer lo mismo en Buenos Aires.

Sanz tiene una estrecha relación con el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, a partir del titular de la cartera de Obras Públicas de la capital, Daniel Chain. "En 2010 vamos a tener nuestra propia estructura en Buenos Aires y Capital Federal", asegura.

Los evangélicos consideran a Córdoba como el puntapié inicial de una carrera política que se basa en el poder territorial que pueden mostrar, a partir de los fieles que tiene cada una de sus iglesias.

Por eso, la capacidad de convocatoria y de juntar adhesiones que se arrogan es música para los oídos de algunos dirigentes de otras fuerzas políticas, nostálgicos de los actos multitudinarios de otras épocas.

Votos no cautivos. El pastor Miguel Ángel Agüero es titular de la Red Pastoral, una institución que nuclea a más de 40 iglesias evangelistas de la provincia. "Si un pastor tiene un llamado de Dios para el ejercicio de una vocación, no debería inmiscuirse en política", opina el reverendo del movimiento Visión.

"Esto no significa que miembros de la Iglesia Evangélica actúen o participen el política", aclara.

"Si alguien dijera que la Iglesia Evangélica tiene votos cautivos, es una irrealidad o ignorancia", expresa el pastor Agüero que añade que, a diferencia de la Iglesia Católica, los evangélicos no responden a un obispo universal. "En la Iglesia Evangélica cada pastor maneja su grey que está compuesta por familias que militan en diferentes partidos políticos", dice.

Las acciones

Fondos. De los 500 mil pesos que el Gobierno provincial destinó a las organizaciones vinculadas con las iglesias evangélicas, ya se ejecutaron 420 mil.

Campo de la Ribera. En el sector, las iglesias evangélicas con el aporte de fondos del Gobierno trabajan en la recuperación de las tierras que antes eran un basural.

Familias por familias. Trabajan con menores judicializados a los que les buscan hogares sustitutos.

Ayudando a crecer. Se entregan bolsones a familias con menores, a los que se les realizan controles sanitarios.

Trabajemos mancomunadamente por ellos. El programa dispone de fondos para capacitar a personas de bajos recursos en diferentes oficios.

Opiniones

Ramón Mestre - UCR

"No hay una disputa por el voto evangélico"

"La pugna existe en seducir al votante y ofrecer una propuesta creíble, razonable y que se pueda cumplir. No creo que haya una disputa para ver quién se lleva el voto de los evangelistas, porque pueden tener una ideología, una creencia o un culto, pero no significa que no tengan distintas posiciones políticas", asevera.

"No creo que puedan modificar la voluntad de los fieles. No subestimo a los dirigentes ni a los pastores porque son personas de mucha solidaridad", dice el senador electo, que agrega: "Eso sería minimizar la capacidad que tiene cada persona de elegir".

Luis Juez - Frente Cívico

"Hay pastores que le venden el alma al diablo"

"Se trata de un par de pícaros que son mercaderes de la fe", advierte el líder del Frente Cívico y añade: "Hay pastores que han hecho de lo religioso un negocio".

Sostiene que ese tipo de voto es de una "volatilidad absoluta

"Lo que hace Sanz y lo que hacen algunos otros que terminan vendiendo las necesidades de los fieles es una cuestión execrable, repudiable, que genera repugnancia", dice Juez y va más allá al señalar: "Aquellos que les venden sus fieles a determinados políticos les venden el alma al diablo".

Comentá la nota