Pastore para las fieras.

SAN LORENZO / HURACAN: La semana pasada, Ledesma y Bottinelli jugaron en el mismo equipo que el enlace en un partido a beneficio. Mañana, sacarán las garras para anularlo y que el honor sea Cuervo. "Son muy buenos chicos, les deseé suerte, pero que gane Huracán", dijo Javi.
La camiseta celeste light que los hermanó durante noventa curiosos minutos dormirá en el arcón de los recuerdos. Los rostros relajados, en el pase circunstancial, para las imágenes, contrastarán con los de concentración, apetito bien entendido, futbolero. En el partido a beneficio que promovió Ceferino Denis, jugador de Defensores de Belgrano, en Ituzaingó, la semana pasada, Javier Pastore, fantasista de Huracán, fue compañero de Cristian Ledesma y Jonathan Bottinelli, eje con sacrificio y zaguero vehemente del Ciclón. Mañana, el enlace será Pastore para las fieras del Ciclón, que mostrarán el hambre de quedarse con el clásico, para tumbar al hoy encumbrado Globo, sí, pero más por una cuestión de honor. "Le podemos ganar si nos hacemos de la pelota en lugar de permitirle a ellos que la manejen. Somos 11 contra 11, los tres puntos van a ser para el que esté mejor", saca pecho Botti, quien mamó el derby desde su tránsito en las Inferiores. "Nosotros estamos muy bien. Se trabajó de la misma manera que el resto de las semanas para que las cosas salgan como deseamos", se guardó las cartas el cordobés, uno de los ases del team de Cappa.

Lógico, el tópico sobre cómo harán en Boedo para controlar a los ligeritos de Parque Patricios surgió solo. "Hay que estar cerca de los buenos jugadores que tiene Huracán. San Lorenzo también intenta jugar al fútbol, puede superarlo. Además, es un grande que necesita los tres puntos para alcanzar las competiciones internacionales", peló las herramientas futbolísticas y anímicas Bottinelli. "No hemos hecho un buen semestre, no cumplimos con las ilusiones generadas. Por eso sería lindo ganar los tres partidos que quedan para terminar de la mejor manera. Eso incluye a Huracán, que tiene buenos jugadores, pero San Lorenzo también los tiene", se hizo fuerte en las expectativas el Lobo. ¿Habrá hacha para Pastore, sandwichito en las fotos, tal vez, como aviso? "Los conocí en el partido a beneficio, charlamos, son muy buenos chicos. Tuve la suerte de jugar un rato con ellos, les deseé suerte, pero ojalá que los tres puntos los consigamos nosotros, ja", se soltó el Flaco, espontáneo. Las posiciones en la tabla trocaron con respecto al Apertura. Cuando se cruzaron el torneo pasado, era el Ciclón el que pujaba por el título. Y fue 4-1, en dos entregas por la suspensión por la lluvia. en esta oportunidad es Huracán el que sueña con la vuelta olímpica. "La revancha nuestra es tratar de jugar bien y ganar, que es lo más importante. Tenemos que pensar en nosotros y en lo que vamos a hacer, nos enfrentamos a un rival complicado", comentó Pastore, quien fue expulsado en el último clásico, también por Saúl Laverni. "No pienso en eso, con el árbitro no pasa nada", señaló Javier. "Nosotros queríamos pelear el campeonato, ésa era nuestra intención. Pero las cosas se dieron así, ahora tenemos un clásico por delante y queremos quedarnos con el triunfo", dio su panorama el central que pertenece a la Sampdoria. "Con el Cholo el equipo consiguió un poco de aire porque venía de muchos golpes. Es una buena oportunidad de demostrar lo que puede dar, ojalá lo consigamos", fue optimista Ledesma.

Para el cruce bisagra, desde ambos bandos se aseguraron contar con lo mejor de cada paleta. El Ciclón juntó de las selecciones a Aureliano Torres, Papu Gómez y Bergessio, recuperó a Silvera, como pocas veces, ostenta a la mayoría de sus soldados, exceptuando a los que arrastran lesiones más importantes. "Por fin tenemos a casi todo el plantel a punto, sufrimos muchas bajas en el semestre. Y está bueno que el técnico pueda elegir tranquilo de cara a un partido como éste. En realidad, lo ideal es que pueda tener a todos en condiciones siempre", comentó Bottinelli. Huracán tendrá a Leo Díaz de titular por César González, recién regresado de Venezuela y en duda para ir al banco. "El equipo sigue una idea de juego, esté quien esté en el campo, intenta proponer lo mismo. Y nos sentimos cómodos", comentó Pastore, quien se topará otra vez con Ledesma y Bottinelli, igualito que el jueves 4, pero en la vereda de enfrente. Un datito no menor, además de que lo tendrán que marcar, ambos tienen simpatía más allá de lo profesional con San Lorenzo. Y obrarán en consecuencia. Pastore, sí, para dos fieras.

Comentá la nota