Pasta de puntero

Pasta de puntero
Lanús puso el pecho y derrotó con autoridad a Newell's, en lo que fue su tercera victoria seguida de un Clausura que lo tiene primero y cada vez más candidato.
Curiosa situación se le presenta a los puntillosos que vislumbraron en Lanús una llamativa falta de aplomo copero, que lo llevó a tropezar estruendosamente en Venezuela. Curiosa situación, en definitiva, porque después rubricó con dos victorias al hilo su condición de puntero del campeonato local. Y por si alguno amaga con disminuir el valor de haberse llevado tres puntos de Jujuy la semana pasada, dada la debilidad aparente de Gimnasia, este triunfo ante Newell's le devuelva su pico más alto, como el que tuvo tras vencer a Boca en la segunda fecha del Clausura. Y con el debido respeto que merece Caracas, el equipo conducido por Sensini es superior y Lanús, a este conjunto rosarino, le ganó con fútbol y personalidad. Capaz de revertir un partido que arrancó adverso por el tempranero gol leproso y por la lesión de un jugador clave como Salvio. Pero el Granate se impuso, le cambió el rumbo al resultado y al desarrollo, que lo tuvo como dominador -pudo haberlo goleado de contra- y cuando le tocó aguantar, se plantó como un puntero que no le sacó la cara a la que se le podía venir.

Igual, tampoco tuvo del otro lado algo arrollador. Newell's, si bien es de planteo agresivo y abierto, con ciertas similitudes con Lanús, no tuvo la profundidad necesaria para vulnerar a Bossio, inquietado por remates desde afuera y algún que otro borbollón en el área, como ése que casi termina en gol de Schiavi. Hablando del Flaco, en una muestra acabada de la manera en que el conjunto de Sensini terminó jugando el partido, los últimos minutos lo encontraron como "centroatacante", según el manual bielsístico de Boquita. Y en el único centro que más o menos le cayó cerca como para ir a buscar de cabeza, Lunati le cobró infracción sobre Bossio.

Esas fueron acciones postreras, en tiempo de descuento, cuando sólo faltaba el pitazo final para que la estadística tome nota: Lanús ganó tres partidos consecutivos en el torneo, se sacó de encima a un rival que si le ganaba lo pasaba, defendió la punta y se la aseguró, al menos por una semana. ¿Qué pasará si paralelamente avanza en la Copa? ¿Podrá sostener ambos torneos? La sensación es que si hoy Lanús se la juega por el Clausura, es firme candidato a ganarlo.

Comentá la nota