La pasta cordobesa aumentó 35% durante el año pasado

La pasta cordobesa aumentó 35% durante el año pasado
Las fábricas internacionales del rubro tuvieron subas de hasta 80 por ciento.
Las pastas que las fábricas cordobesas comercializan en la provincia aumentaron 35 por ciento a lo largo de 2008, según confirmaron ayer desde la Cámara de Fabricantes de Pastas Alimenticias de Córdoba, frente al incremento promedio de 80 por ciento que registraron algunos productos del rubro de empresas internacionales como Carril, Grafo, Matarazzo, Molinos Ríos de la Plata, Kraft Foods y Manera.

Aldo Ferreira, titular de la entidad, dijo que, “haciendo un fuerte sacrificio y absorbiendo muchos de los costos, las empresas cordobesas han decidido no incrementar por encima del 35 por ciento”, en medio de la polémica con los grandes fabricantes, que provocaron un aumento mayor. En el primer semestre de 2008, la suba de los insumos –en especial de la harina, por el desabastecimiento durante la crisis del campo–, tuvo el mayor impacto en el alza del precio, mientras que en la segunda mitad de 2008, “los insumos estuvieron prácticamente amesetados”.

También influyó el aumento de casi 30 por ciento en los salarios que recibieron todos los empleados de las fábricas de pastas. “Incluso, desde este mes, tendrán una suba de 10 por ciento al básico y hasta mayo las fábricas tienen tiempo de pagar una suma extraordinaria, no remunerativa, de 350 pesos a todos los trabajadores, sin distinción de categoría”, establecida por el acuerdo con el Sindicato de Trabajadores de la Industria Fideera (Satif), indicó Ferreira.

En ese sentido, la Cámara de Fabricantes de Pastas ya recibió el pedido de algunas empresas para estudiar un nuevo aumento “porque no les cierran los números”, admitió el presidente de la cámara sectorial.

En los supermercados, la diferencia de precios entre las marcas nacionales y locales llega a los tres pesos para los mismos productos. Según el relevamiento que realiza mensualmente La Voz del Interior en cuatro supermercados de la ciudad de Córdoba, los tallarines secos Terrabusi, de la empresa multinacional Kraft Foods, aumentaron cerca de 81 por ciento en 2008.

Impacto de la crisis. Las fábricas de pastas no son ajenas a la crisis económica y ya sienten su impacto. La demanda de productos cayó entre 20 y 25 por ciento, según aseguró Aldo Ferreira, en una época en la que, además, las ventas generalmente registran una baja.

Desde la Cámara indicaron que “ahora, los empleados están de vacaciones, no hubo suspensiones, aunque tampoco se están realizando horas extras”. Los empresarios esperan que el verano pase rápido y que llegue Semana Santa, fecha en la que la actividad, normalmente, se activa.

Más participación

La alimentaria argentina Molinos Río de la Plata anunció ayer que aumentó hasta 71 por ciento su participación en la fabricante italiana de pastas secas Del Verde Industrie Alimentari, equivalente al 34,6 por ciento del capital de la empresa. “Faro mantendrá su condición de accionista de la compañía”, dijo la empresa argentina, en tanto que el principal accionista de Faro, Pierluigi Zappacosta, continuará como presidente de Del Verde.

Comentá la nota