Passo dio un portazo y se fue de la UCR

(General Pico) - Uno de los dirigentes más notorios de la Unión Cívica Radical, el ex-senador nacional y último candidato a intendente por el Frepam, Juan Carlos Passo, anunció ayer que abandonaba el centenario partido para conformar una Junta Vecinal.
Passo, fundador de la línea interna morada y con 26 años de militancia en el radicalismo piquense aseguró que se cansó de ser "el blanco de las excusas" dentro de esas fuerza política, en alusión a los dirigentes que lo señalaron como responsable de los últimos resultados electorales.

El dirigente piquense afirmó que la presentación de la renuncia, que materializó ayer ante el Comité local, fue una decisión que meditó durante la última elección legislativa. "A pesar de no ser candidato a nada me señalaron como culpable del resultado", aseguró.

Passo fue uno de los principales impulsores de la candidatura de Ulises "Chito" Forte como diputado nacional. La irrupción del ex-integrante de la Federación Agraria Argentina obligó al sector del senador Juan Carlos Marino a negociar la composición de las listas. El resultado fue la renuncia de Daniel Kroneberger a la Cámara Baja para cederle el lugar a Forte y así evitar una interna.

Según explicó a los medios, la renuncia es a la "vida orgánica" del radicalismo, pero no a los principios. Passo aseveró que cree en la política como "construcción social" y, por eso, anunció la conformación de una junta vecinal "sin condicionamientos ni ideología", para defender los "intereses de los piquenses". Luego recordó la experiencia electoral del 2003, cuando encabezó un espacio político vecinalista que, aunque no alcanzó a ganar la intendencia, tuvo una buena cosecha de votos.

"Creo que puedo exhibir uno de los postulados medulares de la política, a la que entre pobre y de la cual me voy pobre", dijo Passo al describir su situación personal. Aunque no lo expresó con total claridad, el alejamiento de la UCR está muy vinculado con las expresiones de varios dirigentes que siempre lo han señalado como responsable del no crecimiento del partido en General Pico. "Renuncio para dejar el camino libre de conflictos", dijo Passo.

"No sé que será de la línea interna", agregó al responder sobre qué podía suceder con los "morados", espacio donde siempre ha militado Passo. Además, es una incógnita qué cantidad de dirigentes de la UCR podrían acompañar la decisión que anunció ayer.

El ahora vecinalista dejó en claro que no tiene enfrentamientos personales con ningún dirigente y que las diferencias son de carácter político. Desde su óptica, Passo estimó que uno de los aportes más importantes que le hizo al radicalismo fue la incorporación de sectores populares.

"Vamos a construir ladrillo por ladrillo", dijo el dirigente piquense al hablar de la futura fuerza política que busca conformar. Además, no se olvidó de lanzar críticas al actual gobierno comunal por el tema de la inseguridad ciudadana y recordó que fue uno de los primeros en alzar la bandera sobre la necesidad de que el municipio se involucre en cómo debe cuidarse a los piquenses.

Las dudas que se plantean es sí en realidad la decisión de Passo constituye algo personal o detrás de su alejamiento de la UCR hay un sostén político para apuntarlo. Además, apenas conocido el anuncio se comenzaron a barajar nombres de dirigentes piquenses que podrían sumarse al movimiento vecinalista. Sólo el tiempo podrá aplacar esas vacilaciones

Comentá la nota