Passaglia: "Es el fin del kirchnerismo y el inicio del peronismo federal"

Junto a Marcelo Pacífico y Jorge Solmi, el legislador electo estuvo al frente de la reunión seccional que el PRO Peronismo concretó ayer en nuestra ciudad. El nicoleño aseguró que Unión-PRO "nunca fue una alianza electoral sino un frente político que mira hacia 2011".

El sector de raíz peronista pura que forma parte de Unión-PRO en la Segunda Sección Electoral se reunió ayer en nuestra ciudad, en lo que fue la primera convocatoria después de las elecciones legislativas.

El encuentro tuvo lugar en la sede de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre), alrededor de las 11:00, y fue encabezado por los diputados provinciales electos Ismael Passaglia y Jorge Solmi y el concejal electo por el espacio que lideran De Narváez y Solá, Marcelo Pacífico.

Participaron los ediles y consejeros escolares elegidos el 28 de junio último, referentes y actores políticos y gremiales del PRO Peronismo seccional y distintos dirigentes de Uatre como Cecilio Salazar, Ramón Ayala y Pablo Ansaloni, entre otros.

Antes de la reunión, que fue calificada como "muy positiva", Pacífico, Passaglia y Solmi brindaron una conferencia de prensa, donde se aclaró que Pergamino fue elegida para el cónclave debido al amplio triunfo de la nómina local, la única de candidatos a concejales de Unión-PRO que logró la victoria en la Segunda Sección Electoral.

Pacífico, al abrir la rueda con los periodistas, destacó la importancia de la reunión e hizo un agradecimiento a los responsables de Uatre por el "fiel acompañamiento".

Luego Passaglia habló de "un reconocimiento especial a la gente de Unión-PRO de Pergamino porque dentro de los quince distritos de la Segunda Sección Electoral obtuvo el triunfo más contundente en el orden local" y también resaltó que la organización sindical de los trabajadores rurales y estibadores "ha jugado un papel preponderante desde un primer momento, representada por (Gerónimo) Venegas; fue y es el gremio más importante en Unión-PRO".

"Fin del kirchnerismo"

Al iniciar la conferencia de prensa Passaglia dijo que el 28 de junio significó "el fin de kirchnerismo y el inicio del peronismo federal, representado por distintos dirigentes provinciales como en Buenos Aires, (Francisco) De Narváez y (Felipe) Solá; en Santa Fe, (Carlos) Reutemann; en Salta, (Juan Carlos) Romero; en Misiones, (Ramón) Puerta; en Chubut, (Mario) Das Neves; o sea una serie de líderes por donde va a pasar el futuro para 2011" porque "se termina la era de la pareja real que hoy tenemos gobernando".

Tras argumentar que la reunión seccional se venía postergando a raíz de la emergencia sanitaria, Passaglia aseguró: "Nos debíamos este encuentro para ver cómo estamos en este momento e informar a la Segunda Sección los temas que se están tratando a nivel provincial y cómo continuamos en el futuro".

Además anticipó que el próximo 10 de agosto, en La Plata, se desarrollará el plenario provincial de Unión-PRO. En esa oportunidad, se conformará una mesa seccional "y hoy venimos a escuchar la opinión de los compañeros".

En otro orden, Passaglia dejó una definición política contundente durante la charla con los medios: "Lo que tiene que quedar claro es que el peronismo no se va fusionar con el kirchnerismo como en algún momento se dijo. El peronismo federal va a seguir trabajando en la provincia de Buenos Aires en Unión-PRO" porque "esto nunca fue una alianza electoral sino un frente político que mira hacia 2011".

Jorge Solmi

Por su parte, el pergaminense Jorge Solmi (diputado electo) afirmó que el sector agropecuario de la Segunda Sección sufre dos problemas centrales: "Uno es el restablecimiento de los créditos del Banco Provincia, porque se necesita urgente financiamiento para la campaña gruesa. Y el otro es la seguridad, porque estamos teniendo día por medio problemas de seguridad en los campos".

También adelantó que la Mesa Agropecuaria bonaerense planteará en un próximo encuentro con el gobernador "la influencia que tienen las cadenas comerciales".

En ese contexto, especificó que "un productor tambero recibe 78 centavos por litro de leche, por lo que tiene que vender cinco litros de leche para comprar una botella de agua mineral. Otro ejemplo para que el consumidor lo entienda concretamente es que se necesitan 10 litros de leche para elaborar un kilo de queso, o sea que se produce con 7,80 pesos y cualquier persona paga un kilo de queso entre 25 y 30 pesos. Esto demuestra el fracaso de este modelo, que es una redistribución de la riqueza trucha porque a la gente no le llega nunca el dinero", puntualizó Solmi.

Comentá la nota