Uno de los pasos fronterizos de Chubut está cerrado por la erupción del Chaitén.

Uno de los pasos fronterizos de Chubut está cerrado por la erupción del Chaitén.
La IX Brigada Mecanizada de Comodoro Rivadavia dispuso sus recursos para brindar ayuda en Chaitén, si fuera necesario. Expertos vulcanólogos afirmaron que el volcán está entrando en su última etapa. Todavía hay ciudadanos chilenos que se niegan a abandonar al pequeño poblado ubicado al pie del volcán.
El paso internacional Futaleufú, uno de los que comunica Chubut con Chile, permanece cerrado desde ayer debido a la preocupación que despierta el volcán Chaitén, una de cuyas laderas se derrumbó el viernes. Así lo confirmaron desde la Dirección Nacional de Vialidad. En el país vecino hay Alerta Roja en la zona y se teme que la lava arrase al pueblo ubicado al pie del volcán.

Un comunicado señala que sobre la ruta nacional 259, en el tramo Esquel-Trevelin en dirección a ese paso fronterizo, se registra un centímetro de acumulación de ceniza sobre la traza y la visibilidad reducida por cenizas en suspensión. Es por ello, que el tránsito permanece habilitado con precaución.

La Dirección Nacional de Vialidad informó que también se debe circular con precaución por la ruta nacional 40, en los tramos Esquel-Tecka y Esquel-El Bolsón, además de la ruta 259, en su tramo Esquel-Trevelin, dado que la visibilidad se encuentra reducida por las cenizas en el aire.

Además se recomienda “circular con suma precaución, en horario diurno, respetar las velocidades máximas, transitar con las luces bajas encendidas y colocarse el cinturón de seguridad”.

Desde Comodoro Rivadavia la IX Brigada Mecanizada del Ejército puso a disposición sus recursos para colaborar si fuera necesario con la localidad chilena de Chaitén. “Al igual que como lo hace en la ciudad de Tartagal, afectada días atrás por un alud de tierra y barro, y debido al reinicio de las actividades del volcán Chaitén, el Ejército reafirma su compromiso con la población”, sostiene la fuerza en un comunicado.

El volcán entró en actividad el 2 mayo del año pasado y generó problemas en el tránsito y los vuelos de Chile y la Patagonia, y cientos de personas fueron evacuadas del poblado al pie del Chaitén hacia otras ciudades, tanto del lado chileno como argentino.

Expertos vulcanólogos le informaron a los medios de comunicación chilenos que el escenario más probable es que el domo del Chaitén se derrumbe total o parcialmente, después de 10 mil años de letargo hasta que despertó en mayo de 2008. El desplome provocaría que el material incandescente alcance las zonas pobladas arrasando por completo al pueblo homónimo.

Todavía hay habitantes que se resisten a abandonar la ciudad. El gobierno de Santiago le pidió a los “pobladores rebeldes” que no arriesguen sus vidas, especialmente las de los menores de edad ante la amenaza de la furia del volcán.

Comentá la nota