Un paso a través de la cordillera

La Presidenta dijo que la relación con Chile es "óptima". Avanza la obra del tren trasandino, un proyecto del empresario Eduardo Eurnekian.
Después de una reunión privada de cuarenta minutos, la presidenta Cristina Fernández y su par chilena, Michelle Bachelet, salieron ayer al patio de las camelias del Palacio de la Moneda y cimentaron un plan de integración entre los dos países que incluye convenios de extradición, seguridad social y obras de infraestructura que buscarán atravesar la cordillera de los Andes con túneles y trenes que facilitarán el comercio y el tránsito entre los dos países. "Estamos en un momento óptimo de nuestras relaciones", dijo Cristina. Las dos mandatarias consolidarán el gesto hoy en Maipú, el mismo lugar donde se abrazaron hace 191 años Bernardo O’Higgins y José de San Martín después de independizar a Chile.

Ayer, Santiago amaneció con el mismo calor que agobiaba a Buenos Aires. La Presidenta se subió al Tango 01 después de anunciar en Casa de Gobierno el plan de asignaciones universales para menores vulnerables. A pesar de que en el avión viajaban ministros, gobernadores y periodistas, Cristina se mantuvo en el área privada donde tenía sobre su mesa diarios y revistas, pero priorizó Página/12 y Veintitrés.

Desde que aterrizó, a las cuatro de la tarde, asistió a una agenda sin pausa. Primero ofrendó flores al monumento de O’Higgins y después fue recibida por Bachelet. Cada vez que le tocó hablar, Cristina destacó la relevancia del tren trasandino, una megaobra de iniciativa privada que costará ocho años de trabajo –en una primera etapa– y 3.500 millones de dólares. Abrirá la cordillera a la altura del paso Cristo Redentor. Por esa misión participó en la comitiva Juan Pablo Schiavi, el secretario de Transporte que firmará hoy su participación en una entidad binacional que se encargará de los estudios técnicos y de impacto ambiental de la obra, además de los pliegos para la licitación. El proyecto fue diseñado y propuesto por Corporación América, la compañía de Eduardo Eurnekian, concesionario de los aeropuertos. Su idea fue declarada de interés nacional de los dos lados de la cordillera. Sólo en el proyecto, el empresario ya lleva invertidos 20 millones de dólares. Él y su sobrino, Hugo Eurnekian, llegaron a Santiago para concurrir anoche de la cena oficial. Su participación en la licitación tiene ventaja: por ser los autores del proyecto tendrán un 7% adicional de puntaje. Su poder en esta compulsa no provendrá sólo de ese dato. Están asociados en un conglomerado con megaempresas del resto del mundo como José Cartellone, Interoceánica del grupo Urenda de Chile, Odebrecht de Brasil, Comsa de España, Geodata-Consultora, de Italia, y Mitsubishi, de Japón.

El Tratado de Maipú incluye también otra obra de 800 millones de dólares –con financiación estatal– en el paso internacional Agua Negra, que conecta San Juan con la IV región. Por este anuncio están en la comitiva el secretario de Minería, Jorge Mayoral, y el gobernador de San Juan, José Luis Gioja. Lejos de los cuestionamientos por la contaminación ambiental, Cristina citó dos veces la importancia del proyecto minero de Pascua Lama, que explota Barrick Gold y que, según acusó la oposición, motivó el veto a la Ley de Glaciares.

Todos hablan de él

Cuando un argentino pisa Chile en estos días, sólo escuchará hablar bien de un argentino: Marcelo Bielsa, el director técnico rosarino que logró llevar al Mundial a la selección local. Hasta el alcalde de Santiago, Pablo Zalaquett, le agradeció a la Presidenta la llegada de Bielsa.

Un mausoleo para Raúl Alfonsín

El mausoleo que guarda los restos de Raúl Alfonsín, con un fragmento de la Constitución tallado y el busto del ex presidente, será inaugurado hoy en el cementerio de la Recoleta, al cumplirse 26 años de su triunfo como candidato presidencial.

El acto estará encabezado por el hijo del ex mandatario y diputado electo, Ricardo Alfonsín, y el titular del partido, Gerardo Morales. Ayer visitó el lugar el ex diputado radical Luis Brandoni.

Comentá la nota