El paso a paso en el cambio ministerial de la provincia

La despedida de Santiago Montoya del gobierno de la provincia de Buenos Aires comenzó a gestarse el jueves por la noche, en una reunión entre él y quien ahora es su reemplazante, Rafael Perelmiter. El cónclave siguió este viernes en el piso 19 del Banco Provincia, a las 16.30, y se extendió hasta las 19. Cuando llegó, Montoya ya tenía en su mano la carta de renuncia, y cuando se fue lo hizo caminando por pleno centro capitalino acompañado por sus colaboradores.
El gobernador Daniel Scioli nunca interrumpió su agenda y monitoreó por teléfono tanto la salida del titular de Arba como el reacomodamiento del equipo de gobierno, que estuvo conducido por el Jefe de Gabinete, Alberto Pérez, en el mismo piso 19 del Banco Provincia, en Capital Federal. El mandatario estuvo en horas de la mañana en Corrientes donde se oficializó la candidatura a intendente de su amigo Camau Espínola, y por la tarde tuvo actividades en Zárate, con una permanente comunicación telefónica con Pérez

En la reunión conducida por Pérez, se formalizó el pase de Rafael Perelmiter de Economía a Arba, el traspaso de Alejandro Arlía a la cartera de Hacienda, y la llegada del hasta ahora diputado Martín Ferré al Ministerio de la Producción. Con lo cual no solamente Scioli mantiene hombres de su riñón en el Gabinete, sino que suma uno más, como el caso de Ferré.

Allí mismo comenzaron a tratarse temas concernientes a la nueva función de cada uno. A tal punto que Arlía ya tendrá este sábado en Brandsen (donde reside) actividades relacionadas al nuevo cargo, con reuniones ya pactadas, e incluso un encuentro con la prensa que esté en ese distrito cercano a La Plata.

Por su parte, fuentes del gobierno adelantaron a La Tecla que "Rafael Perelmiter buscará potenciar el trabajo de recaudación, que es tan importante en este momento, y para eso le pondrá una nueva impronta a la Agencia".

En tanto, la llegada de Arlía a Economía se puede relacionar no solamente con que es un hombre de confianza de Scioli, sino también por el excelente trato que tiene con el ministro de Economía de la Nación, Carlos Fernández, y con Juan Carlos Pessoa, a quien el nuevo ministro considera sus principales impulsores en la política. En tiempos de crisis, y con una provincia que necesitará de la rueda de auxilio nacional, la buena relación entre ellos supone allanar caminos.

En su edición papel de hace 15 días, La Tecla publicó que el próximo destino de Arlía sería el ministerio de Economía, hecho que se confirmó antes de lo previsto, ya que la modificación originalmente estaba pensada para después de las elecciones.

La asunción de los nuevos miembros del Gabinete sería el lunes por la tarde, aunque en este caso sólo podrían tomar el cargo Arlía y Perelmiter, ya que Ferré tiene que solicitar primero licencia en la Cámara de Diputados, donde ocupa una de las vicepresidencias.

Comentá la nota