Pasó para hoy la reapertura de Cive

La fábrica de vidrio templado Cive podría volver hoy a la actividad al haberse elegido anoche los tres representantes de los trabajadores para la mesa de relaciones laborales, que tendrá a su cargo analizar cómo se categorizará al personal y cuál será el organigrama de trabajo.
La salida al conflicto se alcanzó en la sede del Ministerio de Justicia de la Provincia, tras una prolongada negociación encabezada por su titular, Luis Angulo, que con distintas alternativas comenzó al mediodía y concluyó a las 22, con la elección de la representación obrera a la mesa y la elaboración de un acta para proceder al desalojo pacífico de las instalaciones.

El traspaso de la planta al empresario Hugo Ardiles, que compró la quiebra, estaba acordada para las 11 de ayer. Los trabajadores acondicionaron las instalaciones y levantaron las carpas instaladas en el lugar para dar ese paso.

Pero cuando todo estaba listo, el abogado Gustavo Valdez, quien impulsó la conformación de una cooperativa, planteó nuevas objeciones a los síndicos de la quiebra. "Su única intención era cogobernar la empresa, algo inaceptable para los gremios y para el propietario", relató Ignacio Garzón, uno de los síndicos.

La condición de Valdez era que se procediera de inmediato a la elección de los tres miembros obreros a la mesa de relaciones laborales, algo difícil de aceptar para los dos gremios que actúan en la firma: el Sindicato de Empleados del Vidrio y el Sindicato de Obreros del Vidrio.

Esto motivó una nueva intervención de Angulo. Recién a las 21, el funcionario consiguió el visto bueno de los sindicalistas para incorporar esos operarios a la mesa. Una hora después se realizó la elección y se firmó una nueva acta. Para hoy, Cive debería estar otra vez encaminada a lo suyo: la producción de vidrio templado.

Comentá la nota