El río pasó los 8 metros y hay más de 700 evacuados en la ciudad

Con el río en un nivel de 8,01 metros, a las 20 horas de ayer, el total de personas afectadas ascendió a 700 en nuestra ciudad, sumando evacuadas y autoevacuadas. Dentro de las evacuadas se cuentan las albergadas en casas de familias y en los centros dispuestos en Lanús, el albergue para deportistas ubicado en el Centro de Educación Física, el Centro Integrador Comunitario y ahora se sumó la escuela Santiago del Estero..
Tanto de parte de la Provincia como de la Nación, la Municipalidad ha venido recibiendo distintos elementos para cubrir las necesidades más urgentes de las familias que han debido abandonar sus viviendas en busca de un refugio de las aguas. Con coordinación de la Provincia, se han recibido en distintas oportunidades zapatillas, módulos alimentarios, bolsas con ropa, frazadas, pañales, chapas de cartón y colchones. El último envío desde Nación, con colchones, calzados y mercadería, estaba previsto que llegara anoche a última hora a nuestra ciudad.

Solidaridad

Además, el Municipio ha aportado elementos para la ubicación de las familias en los distintos centros de evacuados. También se recibieron diversas donaciones de ropa realizadas por vecinos, galletitas aportadas por la Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales, zapatillas donadas por la Fundación Floreciendo Sonrisas, fideos aportados por el Centro Social Israelita, ropa de parte de los familiares de bomberos voluntarios; pañales, repelentes donados por la sede local de CAFESG y elementos donados por las Cáritas que siguen recolectando.

La salud, las ratas

y el agua

No es nada que no haya ocurrido con anterioridad. El río Uruguay tiene sus crecientes cíclicas, y si bien es cierto que en los últimos años han variado en tiempo y forma, también es cierto que como habitantes de la zona costera no nos sorprende el avance de las aguas. Siempre en cada inundación hay dos problemas sanitarios muy importantes: la presencia de las alimañas, víboras o roedores que transmiten enfermedades; segundo: la mala calidad del agua o el contacto con las cloacas rebalsadas y el agua servida, lo cual es sufrido especialmente por los más chicos.

En cuanto a las alimañas, hay viviendas y zonas rodeadas por el agua, producto de la actual inundación, por lo que los roedores buscan las zonas altas y secas para guarecerse. Además, hay invasión de mosquitos (con el tan temido fantasma del dengue no muy lejos) y víboras. El problema de las ratas son las enfermedades que arrastran con ellas, la más peligrosa: la leptospirosis, una enfermedad infecciosa, causada por la bacteria Leptospira interrogans y sus variedades, afecta a humanos y animales (zoonosis). Es contagiosa, febril y potencialmente mortal. La transmiten roedores y perros infectados. Hasta el momento en la provincia no hubo casos mortales denunciados.

El segundo problema es el de la salud de los más chicos principalmente, aquellos que juegan en la creciente como diversión, pero que desconocen que el agua donde están viene contaminada por deshechos cloacales, agua servida y basura que ha juntado en la creciente. Si ese combo contaminante ingresa en el organismo las consecuencias pueden ser serias, lo más común son las enfermedades del tipo de la gastroenteritis. Si a eso se le suma la dificultad de algunas familias de acceder a agua potable, o en las zonas alejadas de la ciudad con los pozos de agua ya sucios, el mismo consumo del agua puede acarrear esta problemática.

Situación controlada

El Secretario de Salud de Concepción del Uruguay, Dr. Sergio Bertelotti habló ayer y afirmó que "la situación de los evacuados en la ciudad es buena, y la situación está controlada". Además destacó justamente que se trabaja en la prevención de la hepatitis, la leptospirosis, y la gastroenteritis. Sobre esta última dijo que han aparecido sólo 6 casos aislados en la ciudad que ya están controlados. También se trabaja en el control de los carnets de vacunación y control sanitario de la población evacuada.

Bertelotti dijo que los agentes sanitarios del Hospital Urquiza se encargan de cubrir las zonas anegadas como la cuenca del arroyo El Gato y El Curro (zona norte), y la cañada Las Mellizas (en el oeste de la ciudad). Mientras que los equipos de salud del Municipio local se encargan de asistir a las personas en los centros de evacuados.

Comentá la nota