A paso lento, avanza el paquete del Gobierno para reactivar el consumo

La catarata de medidas anticrisis tiene una resolución dispar. En 15 días habría más heladeras. No hubo avances en la gestión de créditos para hoteles ni taxis
Heladeras, autos particulares, taxis, turismo... los días en los que la presidenta Cristina Fernández ganaba la pantalla chica con una batería de anuncios para reactivar el consumo quedaron atrás y los cuadros técnicos avanzan con suerte dispar y sin prisa en la implementación de las medidas.

La línea de créditos para la adquisición de taxis está en punto muerto. Según la Asociación de Taxistas de Capital (ATC), que había sido invitada al anuncio, no hubo hasta la fecha reuniones técnicas con las cámaras para comenzar a hablar sobre los préstamos blandos para sacar a la calle 15.000 nuevos taxis, algo que anunció la Presidenta el 12 de noviembre pasado. Fernández había augurado entonces que 15.000 nuevos taxis rodarían por el país. “Todos los esfuerzos estaban en el plan para los 0 km”, admitió una fuente del Gobierno. Desde la ATC esperaban tener novedades entre esta semana y la próxima. “No es lo que pedíamos; nosotros queríamos que se desgravara el IVA del vehículo, que es un elemento de trabajo”, expresó el presidente de la Entidad, Luis Fernández.

En lo que respecta al turismo sí hubo algunos avances. Los comercios están implementando los anunciados planes de pago en hasta 6 cuotas sin interés para veranear en el país, algo en lo que el Gobierno no pone un peso. “Sumamos a Visa, que posibilita a los tarjeta habientes este beneficio”, festejó el presidente de la Federación Hotelera Gastronómica de Argentina (Fehgra), Oscar Ghezzi.

Ghezzi indicó además que hoy comenzarán las reuniones entre los técnicos de esa entidad y los de la Secretaría de Turismo para despuntar los primeros pasos del plan de financiamiento por hasta $ 330 millones para reformas y reequipamiento en hoteles y restaurantes. La idea de los empresarios es contar con una línea que orille el 16% anual de interés –una tasa similar a la que surge de las licitaciones efectuadas por la ANSeS– y tenerla disponible en dos meses, de cara a la Semana Santa.

Los planes que involucran a bienes de consumo masivo también tienen una suerte dispar en su aplicación. La primera tanda de heladeras correspondiente al plan canje se vendió en un fin de semana. En grandes líneas, la promoción posibilita cambiar un artefacto viejo por uno nuevo a $ 1.440, que pueden financiarse al 10%.

Pero el éxito del plan tomó por sorpresa a comerciantes y fabricantes. Ayer, el titular de la Cámara Argentina de Industrias de Refrigeración y Aire Acondicionado (Cairaa), Roberto Lenzi, dijo que la entrega de heladeras tiene una demora de “entre diez y quince días”. Empresarios de la cámara de electrodomésticos a gas le presentarán mañana al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, un plan para replicar el canje de heladeras con cocinas y termotanques.

Pero hasta ayer no había habido avances respecto de las líneas bancarias para financiar el consumo. El Banco Nación, pionero en lo que respecta a planes oficiales, no había puesto en marcha la suya.

Comentá la nota