El paso del Dakar por Mendoza benefició a los hoteles de 4 y 5 estrellas

La ocupación en el área metropolitana llegó a 65%; en el Sur osciló entre 75 y 90%.
A pesar del calor de los días de enero, el Dakar se transformó en una bocanada de aire fresco para los hoteles de Mendoza. Pero como siempre, los beneficios no fueron para todos. La competencia influyó para que los de 4 y 5 estrellas aumentaran sus ocupaciones.

Tanto desde la Cámara de Turismo, como de la Asociación Empresaria de Hoteles, Gastronómicos y Afines, afirman que en el Gran Mendoza la ocupación hotelera osciló entre 60 y 65 por ciento durante los tres días que estuvieron los competidores en nuestra provincia. En el sur provincial los hoteleros sacaron más ventaja, puesto que las mismas instituciones coinciden en señalar que se utilizó entre 75 y 90 por ciento de la capacidad hotelera.

Los porcentajes de ocupación que manejan ambas instituciones, superaron sus expectativas debido a que calculaban un aumento de 40 por ciento. También deberán revisar los pronósticos los funcionarios de la Secretaría de Turismo, quienes entendían que el Dakar traería tantos turistas que se llegaría a 82 por ciento promedio de ocupación, según publicó Los Andes en su edición del miércoles.

El Sur. Daniel Rímola, presidente de la Cámara de Turismo de Mendoza, informó que en el Sur provincial la hotelería "puede haber tenido una ocupación de 80 ó 90 por ciento".

Por su parte, Fernando Díaz, gerente de la Asociación Empresaria de Hoteles, Gastronómicos y Afines indicó que en esa zona la gente llegó a utilizar 75 u 80 por ciento de las plazas hoteleras.

Recordemos que en distintas zonas de San Rafael, se corría la quinta y sexta etapa del Dakar.

Gran Mendoza. Desde ambas entidades empresariales coinciden en señalar que en el Gran Mendoza la ocupación hotelera osciló entre 60 y 70 por ciento. Díaz, explicó que el Dakar hizo levantar las reservas primero y la ocupación después.

Por su parte, Rímola manifestó que el rally sirvió para que trabajaran más hoteles con determinadas características, pero que no impactó en todos los hoteles por igual. Explica además que "los hoteles de 1, 2 y 3 estrellas no vieron aumentar sus camas ocupadas y en los hostels quizá alguien se hospedó, pero el Dakar no cambió la tendencia de ocupación del verano".

Hoteles vip. Si bien la expectativa era grande en cuanto a la cantidad de gente que llegaría a Mendoza a ver el Dakar, los beneficios indirectos de esta actividad -al menos en el rubro hotelero- sólo repercutió en los hoteles de categoría que son los de 4 y 5 estrellas. Éste es el análisis compartido por los dirigentes de la Cámara de Turismo y de la Asociación Empresaria de Hoteles, Gastronómicos y Afines.

Florencia Arenaza, gerente de ventas del Hotel Sheraton, afirmó que entre corredores y organizadores del rally ocuparon unas 70 habitaciones. Otros competidores también se alojaron en el Hyatt y algunos lo hicieron en el NH cordillera.

Tanto Rímola como Díaz afirman que el Dakar no genera movimientos masivos de personas y explican que los que se alojaron en hoteles vip fueron competidores y miembros de la organización de la competencia.

"Generalmente los fanáticos que siguen estas competencias mundiales, eligen un país para instalarse y los ven; pero es raro que vayan acompañando a los competidores en todo el recorrido". En este sentido, le jugó en contra a Mendoza que tanto el inicio como el final de la competencia que este año se realizó en América del Sur, se haga en Buenos Aires.

¿Y los restaurantes? Fernando Díaz, gerente de la Asociación Empresaria de Hoteles, Gastronómicos y Afines, afirmó que en el área gastronómica repercutió fuerte el Dakar. Cuenta además que este tipo de competencias no genera un movimiento masivo de gente que viene siguiendo la competencia. "Vino gente de San Juan y San Luis; esas personas vienen por el día, no se alojan y tampoco gastan mucho en restaurantes", indicó Díaz.

El dirigente admite que se vio mucha gente en la calle y explica que fueron también los mismos mendocinos y los turistas que ya estaban en Mendoza y que salieron a ver qué pasaba con el rally.

Lo positivo. Díaz destaca como positivo que el Dakar puso a Mendoza en la vidriera mundial. "Es importante que tanto los organizadores del rally, como sus competidores destacaran el buen trato del público que se encontraron en nuestra provincia. Eso nos da una muy buena imagen en el exterior".

Comentá la nota