¿Qué pasó en los calabozos de la seccional primera?.

Fuentes seguras del ámbito tribunalicio, además de confirmar el intento de motín del sábado pasado, del cual dimos cuenta en nuestra edición del miércoles, admitieron que la Fiscal Olga Herro investiga dos denuncias sobre supuestos apremios ilegales contra dos detenidos.
En las últimas horas la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio número 7 recibió dos denuncias por presuntos apremios ilegales en la seccional de calle Berutti. Una de ellas fue radicada por Rebecca Gisela Sosa, hermana Juan Eduardo Sosa, quien se encontraba alojado en dicha comisaría desde hacía tres mes. La mujer denunció que a su hermano le pegaron en el calabozo, que debió hablar con el titular de la seccional para informarle que Juan Eduardo tiene un problema en la pierna izquierda y que, por eso, debía ser trasladado regularmente a un hospital para su pertinente control y que días más tarde, durante una visita, lo vio con múltiples lesiones.

La otra denuncia, la efectivizó Graciela Rut Garcia, madre de Facundo Miguel Palacios quien se encontraba alojado en la seccional de calle Berutti desde principios de enero porque el penal de Villa Floresta carecía de espacio físico.

En la presentación judicial la mujer declara, que la novia de su hijo, quien fue a visitarlo a la seccional, escuchó gritos que provenían de los calabozos, que le consultó al guardia y éste no le contesto, que días después recibió un llamado telefónico informando que habían golpeado a su novio y que luego de ello lo trasladaron a una seccional en Médanos.

Comentá la nota