El paso de Agua Negra es ley en ambos países

De acuerdo a lo que informó el intendente de la Cuarta Región, Ricardo Cifuentes, ayer se aprobó en el país trasandino el acuerdo de integración que se firmó en Maipú entre Cristina y Bachelet, lo que da sustento legal a la obra de Agua Negra.

Tal como se prometió luego del acuerdo de Maipú donde las presidentas firmaron el primer acuerdo de integración y colaboración de ambos países, ayer se confirmó que en los dos territorios el mismo tiene sustento legal pues ya logró la aprobación de las legislaturas de ambos lados de la cordillera.

En ese momento histórico para la vida política de Argentina y Chile, se firmaron tres acuerdos que tienen que ver con obras concretas que apuntan a conseguir una interrelación física de gran peso.

El armado del Ente Binacional para la construcción del túnel de Agua Negra, el tren Trasandino hacia Mendoza y el acuerdo de libre circulación de los ciudadanos argentinos y chilenos fueron los puntos clave para pensar en serio en la posibilidad de ver concretada la integración total con el país hermano.

Así es que a horas de conocerse la factibilidad económica donde se dice que la rentabilidad del túnel se encuentra por encima de la media y que se justifica la obra, se da otra señal de gran peso para la economía de la provincia de San Juan y la Región de Coquimbo. Tiene que decirse que gran parte del financiamiento de esta obra corre por parte del Estado Argentino que ve en este paso una opción para que el tránsito vehicular sea fluido durante todo el año y que no haya limitantes como los que ofrece Libertadores con su paso que se corta en algunos momentos del invierno por las nevadas.

La realidad marca que luego de la firma del acuerdo de Integración y Cooperación de Maipú todo quedó supeditado a la aprobación de ambas cámaras.

Lo cierto es que esto sucedió, tal como se prometió a finales del mes pasado en Maipú, antes de fin de año. Ayer se conoció que "este acuerdo de integración tiene fuerza de ley en ambos países" gracias a una comunicación telefónica del intendente de Coquimbo, Ricardo Cifuentes.

La noticia llenó de alegría al gobierno provincial y en especial al gobernador de San Juan quien desde siempre ha sido uno de los impulsores de este gran emprendimiento con el cual se podrá viabilizar el Corredor Bioceánico Central que unirá las ciudades de Porto Alegre y Coquimbo. En esta relación, la provincia de San Juan dejará de ser un destino terminal para convertirse en una ciudad de paso donde la interrelación económica y social tendrá un gran peso.

Comentá la nota