Pasmanter denuncia inacción municipal por la gripe A y el dengue

La concejal justicialista expresó su preocupación por la situación sanitaria que se vive en la ciudad de Resistencia. La edil presentó dos proyectos solicitándole a la intendenta que tome medidas para prevenir y combatir el flagelo de la gripe A y el dengue.
"Nuestra ciudad se ha visto afectada este año por estos dos flagelos que han impactado contra la salud de los resistencianos. Sin embargo, a pesar de la grave situación desatada por estas enfermedades, percibimos escasa o nula respuesta por parte del Ejecutivo Municipal. Nuestra intención es alertar sobre estas circunstancias y llamar a la intendenta a asumir su responsabilidad al frente del municipio", declaró Pasmanter.

Los artículos número 30, 31, 32 y 34 de la Carta Orgánica determinan cómo el Poder Ejecutivo debe hacerse cargo en forma integral de la prevención, protección, recuperación de la salud física, mental, social y ambiental.

"El Municipio no puede evitar cumplir con la tarea que le corresponde y tiene que ejecutar las acciones y los programas necesarios para proteger la salud de la población", apuntó la edil justicialista.

Una de las iniciativas presentadas por la funcionaria peronista pide que el Poder Ejecutivo Municipal informe las medidas, controles y campañas instrumentadas para evitar que la gripe A se propague en las dependencias municipales y en los lugares públicos de la ciudad.

"Consideramos que no se han llevado adelante adecuadamente las acciones de prevención y queremos saber los motivos que hayan podido conducir a una desatención de este tipo. Sobre todo teniendo en cuenta que las acciones de prevención – como no permitir la entrada a más de una persona por metro cuadrado, que los ciudadanos formen fila fuera del local guardando la distancia recomendada, que los empleados se laven frecuentemente las manos, disponer de alcohol en gel, ventilar los ambientes- están formalmente estipuladas.", explicó la concejal.

"Si bien la enfermedad parece decrecer en su amenaza, se debe tener en cuenta su peligrosidad y no hay que bajar la guardia. El municipio debe entender que las acciones de precaución deben comenzar por la propia casa para después pedirles a los ciudadanos que cumplan con su parte de responsabilidad", declaró Pasmanter.

A través del proyecto, la edil justicialista demanda que el Ejecutivo Municipal elabore los instrumentos legales correspondientes que permitan un efectivo cumplimiento de las medidas de prevención de la gripe A.

"La gripe A es un flagelo que se expande con gran facilidad y es preocupante que no se tomen todas las medidas adecuadas para prevenirlo. En la Carta Orgánica están establecidas las exigencias y requisitos a cumplir para salvaguardar la salud de la ciudadanía", expresó la concejal.

La concejal Pasmanter también se encargó de alertar por la trasmisión del dengue y la posibilidad de un rebrote. El otro proyecto presentado por la funcionaria en el Concejo Municipal tiene como objetivo de que el municipio informe que medidas, controles y campañas se adoptan para prevenir una nueva situación de contagio.

"A pesar de que las temperaturas invernales han posibilitado una interrupción en el contagio del dengue, no se puede perder de vista el hecho de que con el arribo del verano la enfermedad va a tener un rebrote si no se llevan a cabo acciones de prevención pertinentes", alertó la funcionaria Clarisse Pasmanter.

"En este caso tampoco se percibe que el Poder Ejecutivo Municipal esté realizando acciones al respecto, y esto es muy preocupante si tenemos en cuenta que pronto las temperaturas van a comenzar a subir creando un escenario propicio a la reproducción del mosquito vector ‘Aedes Aegipti’", advirtió la edil municipal.

"Pedimos conocer los motivos por los cuales se suspendió, canceló o descuidó las medidas protectoras para evitar la enfermedad, y que disposiciones se van adoptar en lo inmediato para solucionar esta situación de inacción creada", explicó Pasmanter.

La iniciativa presentada en el Concejo Municipal especifica que no tener mosquitos adultos durante el invierno es una gran ventaja que se debe saber aprovechar. Pero si no se llevan adelante acciones preventivas en esos meses, se favorece que permanezca la enfermedad.

"En nuestra ciudad existen muchas superficies de agua estancada, gran cantidad de basurales a cielo abierto, terrenos baldíos con malezas, mal servicio de recolección de residuos. El Poder Ejecutivo incumple sus tareas y esto genera condiciones favorables para la propagación del mosquito trasmisor de la enfermedad", declaró la concejal.

Comentá la nota