Pasivos estafados, en la Legislatura

Pasivos estafados, en la Legislatura
Las denuncias por estafas a jubilados, que EL LIBERAL hizo públicas la semana anterior, tomaron hoy ribetes institucionales, cuando las víctimas visitaron la Legislatura de la provincia, en busca de que alguno de los parlamentarios pueda dar respuestas a la grave situación que viven en este momento.
Los afectados concurrieron al Parlamento con copias de los documentos que firmaron e intimaciones “prejudiciales” de los falsos gestores, que exigen el pago de $2.100, en concepto de “honorarios extrajudiciales”.

“Yo no sé leer muy bien, me hicieron firmar papeles, en un primer momento me pidieron $1.400 y me terminaron cobrando $2.000 más”, dijo Rito Rosendo Iñíguez, exhibiendo su boleta de haberes que no alcanza los $300.

Pese a que existe una prohibición expresa para la mediación de gestores, en este tipo de trámites, los intermediarios actuaban a plena luz del día en una oficina, ubicada en una biblioteca pública. Los poderes que firmaban los estafados estaban a nombre del abogado Néstor Alejandro Gómez, cuya matrícula profesional es 5-343.

La mayoría de las personas que recurrían a los falsos gestores, eran de escasos recursos y sin gran preparación académica. A las víctimas les prometían salarios de $800 y les exigían el pago de los tres primeros haberes jubilatorios. No obstante, en el caso de Pedro González, cobra $329 y recibió una intimación para pagar $2.100, de este abogado de apellido Gómez.

Según pudo saber EL LIBERAL, se trataría de una compleja red de estafas donde podría haber complicidad de una oficial de policía y al respecto el titular de la Anses local, Antonio Yorbandi, advirtió la semana pasada que el organismo brinda asesorías e información gratuita para que las personas no caigan en manos de estos estafadores.

Comentá la nota