¿Qué te pasha Boca, estás nerviosho?

Boca explota hasta en el receso. El Pato saltó cuando se enteró de que buscan a Hilario Navarro, y Morel se quejó de que se lo quieran sacar de encima. Desde México, Insúa disparó con todo pero para volverse.
Este pospuesto final de temporada es como una lenta agonía. Sin nada por qué jugar desde hace un mes, increíblemente nada más que eso, las miserias empezaron a salir de abajo de la alfombra. "Que se termine ya", gritan acá y allá, dirigentes y jugadores. Pero mientras se estira el torneo local, con dos semanas entre un partido y otro, en Boca desesperan porque están viviendo situaciones a las que no están acostumbrados y no paran de nacer escándalos. Ahora, los que estallaron fueron Roberto Abbondanzieri y Morel Rodríguez, y le sumaron un nuevo estruendo al ya agitado mundo boquense.

"No sé de qué economía me hablan. Creo que tenemos más necesidades en otros puestos que en el arco. Si peleamos tanto por el dinero y quieren gastar plata en un arquero, que gasten. Pero tenemos dos pibes espectaculares. Hay otras prioridades", se quejó el Pato, en un tono de voz que evidenciaba fastidio. Y el paraguayo, también enojado, le dijo a Olé: "Estoy con bronca porque me mencionan en todas las negociaciones, que Morel cambia con éste, que viene tal y entregan a Morel". Y hasta hubo un tercero en discordia, que fue Hugo Ibarra, que hasta dio de baja varias notas arregladas para no meter la pata por su malhumor...

Estos focos de conflicto no hacen más que sumarse a una larga seguidilla: la interna del plantel, Ischia parapetado para no dejar el cargo y su doble despido, las peleas en una reunión de CD como no pasaba desde los años 80, las críticas de Alves al plantel y a los mismos pibes que dirigía en Reserva...

Ahora, lo que hizo saltar a Abbondanzieri con destinatarios dirigenciales es la búsqueda de un arquero, un tema que se instaló en Boca desde el mismo momento en que se produjo la eliminación de la Libertadores: Martín Silva (Defensor), Campestrini (Arsenal), Broun (Central) y, en estos últimos días, Hilario Navarro (San Lorenzo), el elegido de Basile. Pero tanto se habló de una alternativa para el puesto que el Pato terminó por explotar. "Ni en pedo me imaginaba algo así. Si viene Navarro, debe ser para jugar, no creo que para ser suplente. Esto me sorprendió mucho. Y también se habló de Broun y que yo iría a Central. De última, me da lo mismo porque lo que quiero es jugar. Que venga Broun...", despotricó, con ironía, en La Red, aunque hace dos semanas había reconocido que su nivel no había sido ideal.

La bronca de Morel viene por el mismo lado, ya que está relacionada con las especulaciones que se hacen sobre su futuro. "Primero me meten en la de Insúa, después por Navarro y así tengan que negociar con alguien de China, la propuesta le tiene que interesar al club y también a mí. Yo puedo decir: 'Pará, no me quiero ir'. Me da bronca todo esto... Tuvimos un semestre malo, pero todos lo tuvimos. Y a mí los dirigentes no me dijeron nada y tampoco hablé con Basile, como para saber si no me quiere. Se dice todo esto porque en el otro ciclo del Coco no jugaba. La única forma de que me vaya es si directamente me dicen que no me van a tener en cuenta. Pero, así y todo, si no consigo nada bueno, me quedaré y la pelearé como hice en el 2005. Tengo un año más de contrato", explica. Y enseguida concluye: "No creo que sea casualidad que siempre me metan a mí y también a Cáceres en las negociaciones. Nosotros internamente sabemos cómo son las cosas..". ¿A qué se referiría con esto? Que todo estaría relacionado con la interna del plantel...

¿Qué te pasha Boca, estás nerviosho?

Comentá la nota