Pases de factura por el acuerdo MIRA-PJ

El acuerdo entre el MIRA y el interbloque tuvo su puntada final en las horas previas a la sesión ante la falta de convocatoria al diálogo por parte del Gobierno provincial.
El intendente Gustavo Jalile ya venía distanciado del Ejecutivo provincial por las restricciones en el envío de fondos y desde hace tiempo reclamaba atención. El intendente de Valle Viejo libraba una batalla interna contra el ministro de Gobierno, Javier Silva, a quien acusaba de boicotearle su gestión. En los últimos días lo responsabilizó de brindar información desde esa cartera para la denuncia que presentó el concejal Alberto Barrionuevo por enriquecimiento ilícito. La última ingratitud que sufrió fue la derrota en el Concejo Deliberante de Valle Viejo.

Dicen las especulaciones políticas que el senador Oscar Castillo era el encargado de "ablandar" a Jalile y ofrecerle garantías a futuro. Por ello se decidió bajar la postulación de Juan Pablo Millán y Rubén Herrera como candidatos a la Presidencia. Así se fortaleció la figura de Marita Colombo-Juan Pablo Millán, que se presentó como propuesta en la reunión del lunes último. Encumbrados dirigentes de la línea Celeste habrían transmitido que "el MIRA estaba arreglado".

Tras el fracaso en la sesión, dirigentes del FCS responsabilizaron directamente al gobernador, Eduardo Brizuela del Moral, al señalar que era el responsable de abrir el diálogo con Jalile para garantizar la conducción de la Cámara y evitar un papelón inmerecido a Marita Colombo. En cambio, otros apuntaron a Oscar Castillo al señalar que los oficios con Jalile no fueron completos.

Así, ante la falta de respuestas, Jalile inició conversaciones con algunos legisladores de la oposición. El acuerdo político se terminó de hilvanar ayer cuando el interbloque vio una oportunidad para ser cogobierno en la Cámara baja. Ahora, el jalilismo deberá cumplir con una de las secretarías y la mi

Comentá la nota