Paseros encarnacenos amenazan con cortar el puente

Aduana del vecino país endureció lo controles a los 1800 trabajadores de frontera registrados. Anteriormente, los paseros pagaban un canon denominado "pacotilla" por la cantidad de mercaderías ingresadas desde la Argentina.

Hoy cambia la figura y pasa a denominarse Tránsito Vecinal Fronterizo, es un impuesto creado a raíz de las condiciones precarias de los afectados. El límite de compras por persona es de 150 dólares por mes.

Comentá la nota