Evo se paseó por Santa Cruz en tractor

Morales anunció que si lo votan otra vez hará una ley que garantice la producción y que asegure la inversión de los campesinos. A dos semanas de los comicios, el mandatario aymara es favorito para seguir en el gobierno.
A diez días del fin de la campaña electoral, el presidente Evo Morales manejó un tractor por la ciudad de Santa Cruz, rodeado de miles de simpatizantes y partidarios del Movimiento Al Socialismo (MAS). En el departamento donde más rechazo tiene y donde obtendría el 25 por ciento de los votos, el aymara quiso marcar territorio ante la oposición. Según las encuestas, el MAS conseguirá más del 50 por ciento para seguir en el gobierno. Pero Morales quiere dominar dos tercios de la Asamblea Legislativa Plurinacional, por eso recorre el país frenéticamente.

El candidato de Plan Progreso Bolivia-Convergencia Nacional (PPB-CN) Manfred Reyes Villa –quien obtendría el 18 por ciento de los votos– se quejó porque Morales se desplaza en aeronaves del Estado para hacer campaña, contrario a lo establecido por la Corte Nacional Electoral (CNE). Es uno de los pocos puntos de coincidencia que Reyes Villa tiene con Samuel Doria Medina, candidato de Unidad Nacional (UN), quien saldría tercero con el nueve por ciento, según las encuestas. Los opositores de derecha no dejan de reprocharse mutuamente la existencia. El PPB-CN pide a UN que retire a su candidato, así Reyes Villa podría ir a segunda vuelta con Morales. Doria Medina contesta con el mismo argumento.

Ayer, Morales anduvo en tractor entre Sacaba y Quillacollo, en Cochabamba. "Este tractorazo es un mensaje que da el gobierno nacional para garantizar la seguridad con soberanía alimentaria, para que nosotros mismos produzcamos nuestros alimentos. Y, si son orgánicos, mejor", dijo. También anunció que –si lo votan otra vez– hará una ley que garantice la producción y que asegure la inversión de los campesinos. "Si por muchos factores climáticos el compañero productor no puede garantizar su producción, con esa ley se la garantizará", afirmó Morales.

El mandatario espera tener la mayoría en el Congreso, así podrá legislar a su gusto. Solapadamente, la oposición empezó a promover el voto cruzado, es decir que se vote a Morales para presidente, pero para legislador a alguien que no sea oficialista. El candidato a la reelección advirtió a los masistas que quien vote cruzado será declarado "traidor".

Morales se bajó de este tractor, voló a Santa Cruz y subió a otro, un Massey Fergusson, para recorrer 80 kilómetros. Allí saludó a los vecinos y pidió que votaran a un gobernante con experiencia, como él. "En estos casi cuatro años al mando de Bolivia he aprendido y conocido las demandas del pueblo para solucionar los problemas que afectan a diversos sectores, por lo que estoy mejor preparado para administrar el país otros cinco años más", sostuvo.

Morales iba acompañado por los candidatos del MAS al Congreso. Hace días anunciaba que realizaría una campaña "casa por casa" para consolidar la "revolución democrática cultural" pregonada por el presidente. "Nunca un gobierno hizo tanto por su pueblo. Y en los próximos cinco años va a hacer mucho más para profundizar este proceso de cambio", dijo Antonio Sosa, envuelto en la bandera azul-negra-blanca del MAS.

Metros alrededor, varios cruceños se sentían ofendidos por la presencia de los masistas, que en esta región se dice como insulto. "Está bien que estos collas comunistas vayan en vehículo, así pueden disparar rapidingo cuando los correteen", dijo a este diario Leticia Justiniano, en alusión a los enfrentamientos de la semana pasada en la Universidad local Gabriel René Moreno, donde los estudiantes evitaron un acto de campaña del MAS.

Santa Cruz tiene un millón de votantes, sobre los 4,8 millones de Bolivia. También genera más del 25 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI). Se calcula que en pocos años superará a La Paz en cantidad de habitantes e industrias. Para Morales, éste es el principal bastión opositor por dominar.

Reyes Villa quiso hacer lo mismo, pero en La Paz. Su movilización arrancó sin él, según el gobierno para no cruzarse a la gente de los barrios empobrecidos. Cuando la marcha de PPB-CN pasó por algunas calles, los recibieron con tomates, otras verduras y gritos de "Evo, Evo". Los manfredistas pudieron pasar y llegaron al barrio clasemediero de San Pedro. Allí recién apareció el candidato, que quiso justificarse. "Estaba en una conferencia. Ha venido gente de Santa Cruz y tenía que estar ahí y la gente ya no podía esperar. Al final les di encuentro en el mercado Rodríguez, en mi barrio, porque yo soy sampedrino, he nacido aquí", aseguró.

Su candidato a vicepresidente, Leopoldo Fernández, pudo dar la primera entrevista permitida por la Justicia. Se encuentra en el penal de San Pedro desde hace más de un año, acusado de ser el autor intelectual del asesinato de once personas –nueve seguidores de Morales– en Pando, el departamento del que era prefecto. Por Canal A dijo que Morales debería estar en su lugar, porque es el responsable de la matanza. Pero el presidente no se molesta en contestarle porque lo considera "sin moral". Por razones parecidas se negó a debatir con los otros candidatos, porque no quiere poner en riesgo el 30 por ciento de votos que el 6 de diciembre sacaría al segundo candidato.

Comentá la nota