Paseo Cultural. La obra no se detendrá pese a que fue aceptado el amparo

La acción de amparo requerida por un grupo de docentes de la Escuela Normal Pedro Ignacio de Castro Barros fue aceptada formalmente por el Tribunal Superior de Justicia. No obstante, la medida cautelar fue rechazada, es decir, que por ahora los obras programadas continuarán.
Una vez que el Tribunal reciba los informes requeridos, tanto de la Provincia como del municipio, la Justicia tendrá que resolver el fondo de la cuestión.

Al respecto, el fiscal de Estado Gastón Mercado Luna informó a este medio que mañana presentará la documentación requerida por el Tribunal. Allí se hará presente a partir de las 9.00. Sin ofrecer mayores detalles, ya que el informe consta de 12 hojas, el Fiscal consideró que no se está destruyendo el edificio de la Escuela ni se está afectando el derecho a la educación.

Con el patrocinio de los doctores Raúl Alfredo Galván y Silvia Brígido, un grupo de docentes de la Escuela Normal "Pedro Ignacio de Castro Barros" presentó el pasado 23 de octubre una acción de amparo en contra del Gobierno provincial que había iniciado las obras de remodelación en el establecimiento escolar, al entender que afectaba el "patrimonio histórico y cultural".

A modo de tutela cautelar, también requirieron el cese inmediato de las obras que significaban alterar, modificar o cambiar el destino del inmueble.

Sobre este último requerimiento, el TSJ aceptar formalmente el amparo y rechazar la medida cautelar. De este modo, la obra en la escuela continuarán su curso tal como está establecido.

Tras considerar lo requerido por el grupo de docentes, el TSJ resolvió:

I) Declarar formalmente procedente la acción de amparo articulada, conforme los fundamentos expuestos en los considerandos.

II) Requerir de la Función Ejecutiva, en la persona del Fiscal de Estado, el informe que prescribe el artículo 383 del Código Procesal Civil (CPC), el que deberá ser evacuado en el término de tres días y la remisión de todos los antecedentes vinculados con la presente causa que obren en su poder.

III) Rechazar el pedido de Medida Cautelar, conforme los fundamentos expuestos en los votos de la mayoría.

IV) Tener por incorporada la prueba documental acompañada y ordenar el diligenciamiento de la prueba informativa ofrecida.

Ante la consulta, sobre el punto dos de los resuelto, el Fiscal de Estado informó que este lunes a partir de las 9.00 se presentará en el Tribunal para presentar la documentación requerida.

En líneas generales y sin ofrecer demasiados detalles, señaló que el derecho a la educación no se está afectando. Asimismo consideró que el edificio no se está destruyendo, y por lo tanto no se daña el patrimonio histórico y cultural de la provincia. Por último, informó que todos los detalles de la información requerida la dará a conocer en detalle luego de realizar la presentación.

Algunos detalles de la obra

Una vez anunciado el Proyecto del Paseo Cultural Ramírez, desde el Gobierno se aclaró que éste busca poner en valor el Edificio Histórico de la Escuela Normal Pedro Ignacio de Castro Barros. El equipo arquitectónico del ambicioso proyecto aclaró que tendrá la intención y el objetivo de valorizar y renovar al edificio que tiene gran parte de la historia riojana.

De acuerdo a lo informado por quienes tienen a cargo el proyecto, se desarrollarán actividades comerciales y recreativas divididas en unidades bien diferenciadas con sus espacios propios.

En el ala central se construirán dos salas cinematográficas de alto nivel con la última tecnología en imagen y sonido. Ambas estarán conectadas por un hall central. Las salas, contarán con capacidad para 200 personas aproximadamente cada una.

En las cuatro esquinas de la manzana se plantearán actividades gastronómicas. Dos restaurantes sobre las esquinas de la calle Catamarca; un Café temático situado en la esquina de las calles Belgrano y Pelagio B. Luna con un espacio interno para productos regionales alimenticios; y una cava de vinos ubicada en la esquina de las calles Belgrano y Bazán y Bustos que se conectará con el sótano de la planta baja. Allí, se podrán hacer degustaciones, picadas regionales y disfrutar de nuestros productos.

Las cuatro esquinas gastronómicas tendrán despliegue de mesas y sillas hacia los patios internos del edificio y a sus respectivas veredas.

Todas estas actividades serán construidas sobre sus estructuras originales que, junto a los sectores de las galerías perimetrales, serán restauradas y refuncionalizadas, poniéndolos en valor.

Comentá la nota