Pase de facturas tras la derrota en Gualeguaychú

Un grupo de dirigentes justicialistas de Gualeguaychú convocó a una jornada de debate bajo el título Es hora del militante, durante el cual se analizó "la derrota electoral sin precedentes" que sufrió el oficialismo en Gualeguaychú, cuya magnitud obliga a una autocrítica.
Durante el encuentro se señaló que "no es verdad que la derrota de Gualeguaychú se deba sólo a las políticas del gobierno nacional o provincial, ya que en otras ciudades entrerrianas como Concordia, Paraná y Concepción del Uruguay el peronismo obtuvo un importante respaldo del electorado", indicando en ese sentido que en Gualeguaychú el gobierno municipal "basó su estrategia de gestión en las obras provenientes de fondos nacionales y provinciales, que si bien han sido importantes, no dan respuestas al día a día de una población que no se sintió interpretada ni escuchada en sus necesidades ni reclamos".

Frente a este diagnóstico, se enfatizó la necesidad "de generar un proyecto peronista en su fundamento y doctrina, creíble, vigoroso y democrático con vistas al 2011". Para conseguirlo se propuso "desverticalizar al peronismo" avanzando en un proceso de democratización y de autocrítica. Firmaron las conclusiones, entre otros, el diputado Juan Bettendorff, el senador Osvaldo Chesini, y los dirigentes Marcos Henchóz, Haydee Venturino, Lidia Melliard y Rubén Barreto.

Comentá la nota