Pase de factura del gremialismo a los armadores electorales del PJ

Se sienten marginados por Raúl Escudero y otros referentes peronistas. "Ellos están pensando en obtener un lugar en la lista, mientras los sindicatos tenemos 500 suspendidos", disparó Carlos Reyes.
La participación del movimiento obrero dentro de las listas electorales del Partido Justicialista, casi un "mandamiento" de la liturgia peronista, parece caer cada vez más en desuso, en tanto los operadores partidarios se olvidaron de convocarlos a la discusión en Tandil, según acusaron voceros del gremialismo serrano.

Ni Raúl Escudero como presidente del partido, tampoco el senador Néstor Auza ni el kirchnerismo puro de Jorge San Miguel, y mucho menos el Peronismo Disidente que encarna Roberto Mouillerón, hicieron sonar el teléfono de la CGT local.

La disgregación permanente del peronismo no hace más que confirmarse con la marginación, otra vez, de los sindicatos que conforman la Confederación General del Trabajo, en lo que hace a las postulaciones en los comicios.

Carlos Reyes, secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (Tandil), indicó ayer a LA VOZ que en plena carrera electoral, cuando avanza a contrarreloj la campaña al 28 de junio, ningún representante del Peronismo local los invitó a participar del debate electoral.

"Desde ningún sector político se han acercado a los gremios, quizás debemos valer muy poco para ellos", esbozó Reyes a modo de pase de factura.

Para la fuente de UOM, los operadores peronistas "están muy preocupados en otras cosas, sobre todo, en los lugares de las listas que pueden obtener. Nuestra preocupación actual son los 500 suspendidos por la crisis", se quejó.

"Esperamos que alguno se acuerde, veremos que pasa más adelante, aunque somos conscientes que falta muy poco para las elecciones", refirió Reyes.

COLECTA DE METALURGICA MORENO

La situación que atraviesan los 12 operarios despedidos de "Metalúrgica Moreno" se agrava con el paso del tiempo, e incluso el personal desafectado inició una colecta de dinero "para poder comer", según marcaron a este diario.

Los trabajadores se manifiestan con quema de cubiertas en las puertas de "Metalúrgica Tandil", a la que también consideran responsable solidaria del problema, basado en el no pago de las indemnizaciones.

Ayer Reyes estuvo en el Ministerio de Trabajo donde profundizó la agenda en torno a la situación que sufren los operarios de "Moreno" dados de baja, aunque hasta el momento "no surgieron soluciones", reveló.

Para la UOM la salida al problema no es facultad del Comite de Monitoreo de Crisis, sino que debe afrontarla la patronal con una oferta concreta en torno a las indemnizaciones.

"Hasta ahora no hay novedad, el panorama sigue sin modificaciones", destacó Reyes desde el escepticismo.

Según puntualizó, el gremio gestionó en Nación unos 4.500 kilos de alimentos para los operarios desempleados, mientras que el municipio realiza su propio aporte paliativo. Aunque tienen claro que esa no es la solución de fondo.

"La única salida es el cobro de las indemnizaciones, hasta ahora nadie se hace cargo, y por lo que vemos, esto apunta muy mal", admitió el secretario general.

La crisis en el sector metalmecánico del partido, desde el 1 de noviembre, ya se cobró 80 desempleados y 500 suspendidos, de acuerdo a cifras de la UOM.

Comentá la nota