Pasas: por primera vez se elaboran las uvas a maquila

Ante la falta de precios este año el sector empezó a usar el método del vino: Recibir uvas y pagar luego.
Sin duda esta es una temporada atípica para las pasas: Cuando la cosecha de algunas variedades como Superior ya está a full, la mayoría de los paseros está "comprando" sin precio, es decir con valor a fijar una vez que la pasa se exporte o venda, algo que nunca se vió en años anteriores; y los jugadores que se animan, están ofreciendo el mismo precio del año pasado, $0,50 por el kilo de uva para secar.

Pero además hay quienes por primera vez están trabajando la pasa a maquila, aplicando el mismo sistema que para el vino: El productor deja la uva, el pasero realiza el proceso y después le compra la pasa o se la entrega para que él la venda, descontando el costo del proceso. Eso una vez que se forme el precio, claro.

Francisco Meló, presidente de la Cámara de Paseros de la Provincia, dijo que "esto no es normal, comenzar una temporada sin precio para la uva nunca pasó, pero esto sucede por la situación internacional, porque no se sabe cómo reaccionarán los mercados".

El ministro de la Producción, Raúl Benítez, dijo que el gobierno está ofreciendo créditos para capital de trabajo al sector pasero (ver página 3), y que tratarán de que se compre la pasa a un valor determinado, "porque no es momento para que a uno le vaya bien a expensas de otros, por eso ayudaremos para que los beneficios se trasladen a toda la cadena de valor", destacó el ministro.

Pero aclaró que para fijar ese valor habrá que esperar unos días. "Hay que esperar un poco porque las compras importantes del exterior aparecen en las próximas semanas y ahora es prematuro hablar de precios. Además hay distintos valores para la uva según su variedad y sanidad", señaló Benítez.

Mercado

Meló es de los dos o tres paseros que está ofreciendo 50 centavos por el kilo de uva; "el mismo precio del año pasado" y argumentó que no está nada mal, teniendo en cuenta que muchos precios bajaron en relación al año pasado.

Los 50 centavos por el kilo de Superior no se pagan al contado, sino en cuotas, además los racimos deben reunir ciertas cualidades de calidad, tamaño y sanidad.

El año pasado el kilo de uva para pasa comenzó pagándose a 45 centavos, pero se llegó a pagar 60 por una Sultanina de excelente calidad.

Meló agregó que el sector está pidiendo un dólar más alto, que les permita tener precios competitivos en el mercado externo. "Además la inflación interna es terrible y eso no se puede seguir sosteniendo sin una devaluación del peso", dijo el pasero.

Mientras que desde la firma Cavabianca, dijeron que no hay precio para la uva de pasa y que están a la espera de una reunión en la Cámara de Comercio Exterior que defina una valor base para estas variedades de uva. Mientras tanto están recibiendo la uva de los productores que aceptan este trato, con la promesa de ajustar el valor de la uva cuando se venda la mercadería.

En la pasera de José Alves de Almeida tampoco hay precio para el kilo de uva y los racimos se reciben sin saber a ciencia cierta cuánto pagarán por ellos.

"Son distintos enfoques que cada uno le da a esta crisis, que además no es de la provincia ni del país, sino mundial", explicó Meló.

A maquila

Alberto Cassab, de la pasera Cassab Ahun, dijo que por primera vez está sellando tratos de pasa a maquila con los productores; y si bien este sistema es rechazado por algunos (muchos necesitan el dinero antes), al menos la mitad de los productores aceptan esta nueva propuesta.

"Como no se sabe el precio de la uva, la mayoría está trabajando sin precio; pero es muy difícil después ponerse de acuerdo porque al productor siempre le va a parecer bajo. Yo creo que es muy saludable tener las cosas claras, por eso con la maquila le damos al productor la pasa, y a la primera oportunidad se la compramos al precio del mercado; o la puede vender a cualquiera. Así nos acompañamos mutuamente en este camino incierto", dijo Cassab.

Agregó que el 50% de los productores se resiste a la maquila y buscan a alguien que les pague; pero el otro 50% ya está entregando su uva y ya empezaron a trabajar.

Comentá la nota