¿Qué pasará si se va Cliba?

¿Qué pasará el 1 de noviembre con la basura de la ciudad? Esa fecha está muy próxima y preocupa a los funcionarios municipales, ya que la ciudad podría quedarse sin empresas que realicen la recolección de basura.
El inconveniente: Cliba viene amenazando con abandonar el servicio el próximo 31 de octubre, pese a que desde el municipio aseguran que están obligados legalmente a continuar con su prestación, al menos, hasta agosto del año que viene.

Por otra parte, si bien el proceso licitatorio para designar a un nuevo prestador del servicio está en marcha, podría prolongarse en el tiempo si es que el intendente Cristian Breitenstein ratifica la decisión de la comisión especial que se conformó para analizar las propuestas de las empresas interesadas.

Vale recordar que ayer por la tarde, decidieron rechazar la presentación del Consorcio El Trébol, ya que no reunía uno de los requisitos solicitados en los pliegos para prestar el servicio (presentó un patrimonio neto de $2,9 millones, cuando el exigido era $3,2 millones).

La decisión final llegará la semana que viene. Si el Jefe Comunal avala esa decisión, sólo quedaría en pie la oferta de Covelia. Entonces, debería ser analizada por el Concejo Deliberante.

“La dilatación de los plazos es un tema que nos preocupa por las amenazas reiteradas de Cliba”, reconoció a nuestro diario digital el secretario del área Legal y Técnica del municipio, Iván Budassi.

De todas formas, afirmó que “en caso de que ello ocurra, en el municipio estamos pensando un plan de emergencia”. “Igualmente, no creo que Cliba se vaya porque está obligada a continuar hasta agosto del año que viene y las sanciones que puede llegar a recibir son tremendas”, concluyó.

Comentá la nota