"No me dan pasaporte; es difícil que salga del país"

El ex reducidor de autos, absuelto en la causa AMIA, ironizó sobre el pedido del fiscal Nisman. Recomendó a la comunidad judía "que busque a los verdaderos responsables" del atentado.
Carlos Telleldín, absuelto en el juicio por el atentado a la AMIA, se puso este viernes a disposición de la Justicia pero ironizó sobre la orden que le prohíbe salir del país argentina, al sostener que "la Policía Federal nunca me entregó el pasaporte, así que es imposible que salga del país".

Pero además Telleldín recomendó a la comunidad judía y a la Justicia "que busquen a los verdaderos responsables del atentado y no se dejen engañar nuevamente, porque al final el tiempo los va a llevar al mismo resultado: mi inocencia".

El ex reducidor de autos y actual abogado se presentó en el juzgado federal de Rodolfo Canicoba Corral para aclarar su situación, luego de enterarse por los medios que le prohibían salir del país por pedido del fiscal Alberto Nisman ante la posibilidad de que se reabra la investigación en su contra y pueda fugarse.

El abogado defensor, Luis Sasso, dijo que "llama la atención que esta petición del fiscal que apunta supuestamente a resguardar los fines del proceso se haga respecto de un hecho que ocurrió hace quince años, como si pudiese alterar algo de la prueba a esta altura", y agregó: "Telleldín es una persona que, con la ley del 'dos por uno', tiene 20 años de condena cumplida. No entiendo qué peligro pueda haber en que se pueda ir del país, más allá de que no lo pensara hacer".

Telleldín, por su parte, no sólo ratificó su inocencia sino que pareció ironizar sobre la nueva orden judicial: "A fin del año pasado pedí una autorización al juzgado para ir a una universidad europea y después se frustró porque la Policía Federal no me entregó el pasaporte hasta el día de hoy, así que es imposible que salga del país", dijo a Crónica TV en los tribunales de Comodoro Py.

El apodado "Enano" en la causa judicial insistió con que "no tengo nada que ver" con el ataque a la AMIA y sostuvo que "todo lo que investiguen sobre mí los va a llevar a un punto sin salida".

Es que la Corte Suprema de Justicia abrió la vía judicial para que el ex reducidor de autos pueda ser nuevamente investigado, pese a que fue absuelto junto a un grupo de policías bonaerenses en el juicio oral y público que se sustanció contra la llamada "conexión local" del atentado.

UN POCO DE HISTORIA. Telleldín se convirtió en el primer sospechoso de haber preparado la camioneta Trafic que se usó para volar la AMIA el 18 de julio de 1994, y fue detenido una semana después del ataque, cuando el motor encontrado entre los restos de la mutual judía condujeron a los investigadores hasta él.

Luego de sostener durante dos años que le había vendido la camioneta a un sujeto con acento centroamericano llamado Ramón Martínez, en julio de 1996 Telleldín cambió su versión y reveló tras un pago de 400 mil dólares que salieron de la SIDE que, en realidad, había sido "apretado" por un grupo de policías para entregar el vehículo.

Luego de casi tres años de juicio, el 2 de setiembre de 2004 el Tribunal Oral Federal 3 anuló las evidencias reunidas durante la instrucción por aquel pago "ilegal" y absolvió a todos los acusados, incluido Telleldín.

El fallo fue confirmado por la Cámara de Casación Penal en 2006, pero en mayo pasado la Corte sostuvo que era "arbitraria" la sentencia absolutoria frente a "la magnitud del delito investigado en lo que ha sido llamada la causa más compleja de la historia judicial del país con 85 muertos y 120 lesionados".

Así, Casación debería ahora dictar un nuevo fallo con más fundamentos, para seguir con la instrucción de la Corte, y -en ese marco- la investigación sobre Telleldín podría reabrirse.

Comentá la nota