Una pasajera del micro agredido en Retiro contó su odisea a su paso por Tandil

La mujer iba en el ómnibus que tenía destino a Necochea. Dijo que entre los pasajeros había niños y que "volaban las piedras". Pidió justicia.
Elsa es una de las pasajeras que abordó el micro de la empresa El Rápido que tenía previsto partir esta mañana desde Retiro hasta Necochea, con escala en Tandil.

El micro fue uno de los que sufrió las consecuencias de un conflicto con los choferes suscitado en la Terminal capitalina.

Concretamente, fue atacado a piedrazos por los manifestantes. El ómnibus tenía previsto llegar a Tandil a las 13.40, sin embargo arribó a las 17.30. En diálogo con Multimedios El Eco, Elsa –que se dirigía a Lobería- contó que "fue tremendo. Fuimos rehenes de una situación que desconocíamos y en la que no teníamos nada que ver".

La mujer contó que eran 17 personas dentro de la unidad, entre ellas "muchos chiquitos. Gracias a Dios no pasó nada, pero en un momento llovían los piedrazos y los vidrios. Tuvimos que tirarnos al piso para no resultar lastimados".

La mujer pidió que "se haga Justicia, porque esta no es la Argentina que nos merecemos. No mataron a nadie de milagro".

Finalmente, se quejó porque "estamos desde hace doce horas arriba del micro".

Comentá la nota