El pasado polémico de Senn en Esperanza

Testigos de esa ciudad santafesina cuentan sobre la militancia política y estudiantil del actual legislador / La Facultad de Agronomía y Veterinaria fue el centro de las luchas de jóvenes hoy desaparecidos / Sospechan que el dirigente "colaboraba" con los grupos de tareas.
La primera publicación en este diario del relato de un testigo que vinculó al legislador justicialista Horaldo Senn con la dictadura militar, desató una batería de mensajes que daban cuenta de historias tumultuosas de la militancia política estudiantil en la Facultad de Agronomía y Veterinaria de Esperanza (Fave), ciudad santafesina ubicada a 40 kilómetros al norte de la capital de esa provincia.

Coronaban esos correos nombres de jóvenes hoy desaparecidos, que desde antes del golpe de Estado de marzo de 1976 se unieron, aun en la divergencia, para pelear por su ideales desde la Juventud Peronista, el Partido Comunista, la Franja Morada o la Faudi (Federación de Agrupaciones Universitarias de Izquierda).

El "Petiso" Trípodi, el "Flaco" Danieli, el "Gordo" Mattioli, el "Turco" Trod. No decían demasiado esos nombres a la distancia y transcriptos en un frío e-mail.

Pero a poco de llegar a Esperanza –cinco horas en automóvil desde la ciudad de Córdoba– encontramos a Mario Dos Santos, ex miembro del Partido Comunista Revolucionario y uno de los protagonistas de aquellas jornadas crispadas y de discusiones y luchas callejeras por la estatización de la Fave –que pertenecía a la congregación religiosa del Verbo Divino–.

Sesentón y con una capacidad de relato increíble, Dos Santos hace un paréntesis en la charla de café y nos guía hasta el Parque Nacional de la Agricultura, a unas 10 cuadras del centro de Esperanza.

"Aquí es, pará", dice. Estamos frente al Rincón de la Memoria, que evoca a los desaparecidos de Esperanza durante la dictadura militar. Recién entonces aquellos nombres se hacen fatalmente familiares. Identificados con pintura negra sobre vigas de madera clavadas en el césped, allí figuran: Omar Mattioli, Daniel Trípodi, Sergio Trod, Jorge Trod, Luis Lera, "Panchi" Lera, Juan Carlos Voisard, Roque Bernal, Héctor Bertona y Flora Pasatiz, entre otros.

"Los Lera son los hermanos desaparecidos de la esposa de ‘Venchi’ Gómez", cuenta Dos Santos. Vaya coincidencia: Narciso "Venchi" Gómez será nuestro próximo entrevistado durante la visita a Esperanza y nos recibirá en su casa junto con su esposa, Mary Lera.

Pero la charla continúa en el Memorial: "Por aquellos años la ciudad tenía un ritmo pueblerino, de agricultores, pequeños comerciantes e inmigrantes. En ese contexto surge la Facultad de Agronomía y Veterinaria en el colegio San José, a partir de unos curas visionarios", cuenta Dos Santos.

La casa de estudios se trasladó luego al edificio donde hoy funciona la Fave, que para mediados de los años ´70 ya había dejado de depender de la congregación católica para formar parte de la Universidad Nacional del Litoral.

El protagonista. ¿Cómo comienza a encajar Horaldo Senn en esta historia? En esa efervescencia juvenil aparecen organizaciones como "la gloriosa Jotapé", el peronismo de base, Montoneros y el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), entre otras vertientes, apunta Dos Santos.

Senn no era oriundo de Esperanza, sino de una localidad del Departamento Vera. "Él pertenecía a los sectores de la izquierda peronista y los verdaderos protagonistas de esa tragedia hoy están desaparecidos", agrega Dos Santos.

"¿Infiltrado?", sospechan algunos sobre Senn. "¿Colaborador de los grupos de tareas?", especulan otros. "El primer desaparecido acá fue Voisard y está probado que lo entregaron", relata, mesurado, el ex PC.

"Había sectores ‘pinchados’ o infiltrados y por ahí se dice que este ‘punto’ (por Senn) se movía con cierta libertad en algunos lugares en donde muchos no tenían acceso", relata el ex dirigente comunista.

Otro testigo, Realdo Gastaldi, ex compañero de estudios de Senn y también enrolado en la JP, reveló que días antes de su desaparición Bertona le comentó sobre la "posible condición de infiltrado" del hoy legislador.

De paño sindical. "Venchi" Gómez integra el secretariado del Gremio de Personal no Docente de la Universidad del Litoral. Creció en la organización sindical –dentro del peronismo– en aquellas jornadas de lucha para pasar a la órbita estatal de la Facultad de Agronomía y Veterinaria de Esperanza, de donde Senn egresó con el título de veterinario.

Aquellos muchachos inquietos llegaron a instalar en la ciudad un cine club, donde exhibían películas como Desaparecidos y la Hora de los Hornos, cuyos contenidos testimoniales generaban jugosos debates entre los estudiantes esperancinos.

"Acá los primeros alumnos eran hijos de productores agrícolas y todo transcurría en forma ordenada, en el Colegio San José, hasta que llegan los fondos de Alemania para hacer el edificio de la nueva Facultad. Ahí los muchachos entraron a cuestionar lo que les cobraban y otro montón de cosas. Así se armó una suerte de comunidad dirigida por el profesor Chaparro. Al final, al pobre Chaparro lo echaron por comunista y no tenía nada que ver", cuenta Gómez.

Cuadros y estructuras. En 1972 se había abierto una división entre los que iban a estudiar y los que iban a "hacer política". Estos últimos leían la revista Víspera, de contenido cristiano de izquierda y cultural, y Cristianismo y Revolución, además de las encíclicas papales de la época.

"En ese grupo ya estaba Horaldo Senn, que era estudiante de veterinaria", cuenta Gómez. "A la luz de los documentos del Vaticano, nos planteábamos cómo podía ser que la Iglesia, que es de los pobres, tuviera una facultad sólo para los ricos. Ahí se empieza a plantear que la facultad debía ser del Estado, lo que ocurrió en 1973", recuerda.

"Horaldo estaba con nosotros. Se dice que habría colaborado y un montón de cosas, aunque a mí no me consta. El grupo luego se partió y algunos se fueron a la JP regional, donde estaba Senn. Tenían peso. A una buena parte de esos muchachos usted les habrá visto el nombre en el Rincón de la Memoria", comenta, con razón, "Venchi" Gómez.

Se dice en Esperanza que Senn era un cuadro importante dentro de la "oficialidad" del peronismo de base y que fue "degradado por algún desliz político", rememora Gómez.

"Una vez degradado, en algún momento la represión lo ‘levantó’ y de ahí en más no sé si se quebró o ya venía quebrado", afirma el dirigente sindical.

Antes de pegar la vuelta, quisimos rastrear archivos en la Facultad, pero las autoridades de la casa nos cortaron en seco: "Nos gustaría que vengan a divulgar todo lo bueno que hace esta facultad y su permanente progreso; no que vengan a buscar polémicas", mandó a decir una autoridad de la Fave.

Comentá la nota