El pasado fue pisado

El pasado fue pisado
Bolivia, aún mareada por el 6-1 ante Argentina, cayó de local contra Venezuela. Primer triunfo en la historia de la Vinotinto en La Paz.
Estamos totalmente adaptados a la altura. Queremos darle una patada a la historia", aseguraba (o profetizaba) César Farías, el técnico de la selección venezolana, antes de visitar los 3.600 metros de altura de La Paz. Confianza que no se basaba en cábalas ni se queda en expresión de deseos. Hubo mucho trabajo detrás. El entrenador dividió a su plantel para afrontar la doble fecha de Eliminatorias. Se reservó una parte para recibir el miércoles a Uruguay y mandó, una semana antes, al resto del grupo para minimizar los efectos de la temible altura. En este grupo comando incluyó varios de los Sub 20 que viene formando desde hace años.

Mientras los bolivianos seguían mareados por el 6-1 frente a la Argentina, la Vinotinto se preparó para prender fuego el historial. Ese que le marcaba una cruz cada vez que pisaba Bolivia, donde había perdido los seis partidos por Eliminatorias, recibiendo 26 goles y convirtiendo apenas tres. Si los venezolanos sintieron cansancio o falta de aire, no se notó. El local extrañó a Joaquín Botero, autor de un inolvidable triplete contra los de Maradona, quien después de eso renunció a su selección. Con poco peso ofensivo, apenas asustó con remates desde media distancia, un clásico pazeño. Tuvo su gran chance a los 23 del primer tiempo, cuando Martins falló un penal. Diez minutos después, tras un córner, Rivero metió el gol en contra que puso a la Vinotinto en un sexto puesto que ilusiona.

Comentá la nota